Hondureños varados en frontera con México reciben su pasaporte

Más de 27,000 hondureños que presentaron solicitud de asilo en Estados Unidos están esperando resolución del juez de Migración.

Los hondureños ya pueden tramitar su documento en las fronteras del norte de México.
Los hondureños ya pueden tramitar su documento en las fronteras del norte de México. /

Tegucigalpa, Honduras

Los hondureños que se encuentran varados en Nuevo Laredo, Matamoros, Ciudad Juárez, Mexicali y Tijuana, ciudades fronterizas con Estados Unidos, desde el lunes tramitan el pasaporte hondureño que les servirá como documento pleno de identificación.

Esta es la respuesta que da la representación diplomática hondureña a los connacionales a través del consulado móvil en Matamoros, Tamaulipas, lo que abre la oportunidad para todos aquellos que han presentado una solicitud de asilo en Estados Unidos.

“Desde el lunes, el consulado móvil en Matamoros inició el trámite de pasaportes a los hondureños que, independientemente de su estatus migratorio, se encuentran en territorio mexicano.

Esto beneficia a los más de 27,000 hondureños que presentaron solicitud de asilo en Estados Unidos y están esperando resolución del juez de migración, algunos han asistido a cuatro o cinco citas”, explicó Alden Rivera, embajador de Honduras en México.

Desde ahora será más fácil para los hondureños realizar trámites en México, porque contarán con una identificación oficial que les ayudará en los diferentes procesos de asilo o refugio.

Vea: Cómo aplicar al proceso de asilo de EEUU

El proceso

El pasaporte sustituye la constancia de nacionalidad y de vínculos familiares que ayudaban a los connacionales al momento de solicitar asilo. Varios de los solicitantes están presentándose a su cuarta o quinta cita en las cortes de inmigración, por esa razón, el pasaporte es una garantía para que les facilite el proceso.

“El pasaporte les sirve como instrumento de una identificación plena, en el caso que quieran quedarse en México, solicitar asilo en México en lugar del proceso en Estados Unidos”, reiteró el embajador.

En México, a los hondureños que han presentado solicitud de refugio les está tomando de 45 a 90 días. “Ahora podemos recibir remesas, no tendremos los problemas en bancos, porque nos escucharon para facilitarnos este documento que necesitábamos para la larga espera que tenemos en México”, dijo la hondureña Sara Argueta.

Este es un gran paso que beneficia a los miles de hondureños que se mantienen en México a la espera de la conclusión de su proceso de asilo en Estados Unidos, ahora queda en ellos la decisión de quedarse en México o regresar a Honduras.

La Prensa