Concesión de Palmerola no pagará canon en 28 años

El Gobierno concede desmesurados beneficios como exoneración de impuestos y autorización para aplicar una tasa de $60.49 y modificarla en el segundo año de operación

Aeropuerto de Palmerola. Contará con seis mangas y en su primer año de operaciones se estima un flujo de más de 200,000 pasajeros con un aumento del 3% anual. En 28 años se espera un tráfico de 600,000.
Aeropuerto de Palmerola. Contará con seis mangas y en su primer año de operaciones se estima un flujo de más de 200,000 pasajeros con un aumento del 3% anual. En 28 años se espera un tráfico de 600,000. /

Tegucigalpa, Honduras.

El aeropuerto internacional de Palmerola será un negocio redondo para la sociedad Inversiones Emco S.A de C.V y para el operador Aeropuerto Internacional de Munich-Franz Joseph Strauss, pero representará una pésima inversión para el Estado de Honduras que por cerca de 30 años no recibirá ni un centavo de la administración y operación del citado aeródromo, ni tampoco del pago de impuestos.

Estos y otros leoninos beneficios quedaron formalmente ratificados el mes de diciembre anterior, tras publicarse en el Diario Oficial La Gaceta el decreto número 159-2019, relativo a las reformas al contrato de concesión que amplió a 34 años y seis meses la licencia de concesión a Palmerola International Airport (PIA) del grupo Emco y le permitió operar la pista de Toncontín sin haber pasado por un proceso licitatorio previo.

LEA: Honduras tendrá la primera zona económica en Palmerola

En este decreto, el Congreso Nacional a solicitud del Poder Ejecutivo, también modificó la obligación de garantía bancaria por fianza y amplió el plazo para la terminación de las obras que estaban contempladas para octubre de 2019, pero que ahora con la enmienda se aplazan hasta finales de 2021 en Comayagua.

4 Claves de las reformas
1. Polémico aumento
En mayo de 2019, el Congreso aprueba en una polémica sesión un aumento de la participación del Gobierno en la construcción de Palmerola al aumentar la asignación de 76.1 millones a 122.2 millones de dólares.
2. Segunda Ampliación
En diciembre de 2019, los diputados aprueban la segunda reforma al contrato de Palmerola que, entre otras cosas, amplía de 30 a 34 años y seis meses la concesión al grupo Emco y Aeropuertos de Munich.
3. Toncontín sin licitación
En esta segunda adenda se determina adjudicar las operaciones aéreas y la administración de Toncontín sin ninguna licitación previa. En esta adición no queda claro si pagará canon por operar Toncontín.
4. Exoneración de multas
Pese a que el contrato establece sanciones por incumplimiento o atrasos, el Gobierno autoriza a la concesionaria para que pueda aplazar la terminación de obras hasta finales de 2021 sin aplicarle multa.

En mayo pasado, ya el Congreso había aprobado una primera enmienda mediante la cual se autorizó al Estado de Honduras la ampliación de una partida de 46.2 millones de dólares (1,146 millones de lempiras) de fondos nacionales para la terminación de las obras del aeródromo civil.

Con esta nueva partida, la aportación del Gobierno en la construcción de Palmerola aumentó de 76.1 millones a 122.3 millones de dólares (más de 3,000 millones de lempiras), parte de los cuales provienen del programa de reconversión de deuda con España. Con base en las estimaciones iniciales, el Estado solamente aportaría 76.1 millones (46% de la inversión) y Emco 86.7 millones, es decir, un 54% del valor global del proyecto, pero esos montos fueron modificados en los últimos meses.

Otro beneficio otorgado al concesionario, según se consigna en el contrato, es la exoneración del impuesto sobre ventas para la importación y compra local de bienes y servicios, así como los impuestos selectivos al consumo y derechos arancelarios que graven la importación de bienes y servicios para la construcción y equipamiento del proyecto.zc-palmerola1-080220 (1)(800x600)

60.49 dólares
será la tasa aeroportuaria internacional de Palmerola al inicio de sus operaciones.

Esta exoneración de impuestos es válida para la etapa de construcción y equipamiento del aeropuerto, pero en caso que el régimen de exoneración del ISV no resulte aplicable al contrato, el concesionario podrá ajustar la tarifa de pasajeros internacionales contenida en su propuesta económica en un monto de tres dólares (US$ 3.00), lo cual representará un fuerte golpe a los usuarios.

Tarifas y canon.

Otro aspecto considerado lesivo a los intereses del pueblo hondureño es el hecho que la concesionaria aplicará un fuerte ajuste a la tarifa aeroportuaria y además no pagará el canon aeroportuario por cerca de 28 años.

En esos 28 años se fija una tarifa de 60.49 dólares, divididos de la siguiente forma: 46.99 dólares para la empresa concesionaria y 13.50 para el Estado, de los cuales 2.50 dólares corresponden a Oirsa, nueve a Migración y dos a aspectos de seguridad aeroportuaria.

Comparativamente eso representa un aumento de 12.05 dólares con relación a lo que se paga actualmente en los demás aeropuertos del país, cuya tarifa de salida es de $48.44 dólares por pasajeros.

Mientras tanto, el pasajero nacional pagará una tarifa de 43.15 lempiras en vuelos locales.

122.3 millones de dólares
será al final la aportación del Estado al proyecto.

El contrato establece que después del año 28, el concesionario pagará el 10% sobre la tarifa de pasajeros internacionales en concepto de canon al Estado; pero bajo la cláusula que ese porcentaje se aplicará una vez que se supere la cifra de 600,000 pasajeros anuales. Las proyecciones indican que el tráfico base de pasajeros en Palmerola arrancará con 272,000 viajeros anuales con un crecimiento del 3% anual. Con base en ese porcentaje se estima que será hasta el año 28 de la concesión que se alcanzarán los 605,804 viajeros anuales y a partir de ahí se comenzará a pagar el 10% de canon al Estado.

Asimismo, el contrato dispone que en el “segundo año de explotación del aeropuerto de Palmerola, según corresponda, el concesionario en este caso Emco podrá actualizar anualmente las tarifas y solicitar a la Superintendencia de Alianza Público Privada (SAPP) dicha autorización”.

Con base en lo anterior, Honduras se colocaría con las tarifas más altas de la región centroamericana. Comparativamente, Panamá es actualmente uno de los países con las tarifas más onerosas a nivel centroamericano con una tasa de 54.50 de dólar, seguido de Nicaragua con una tarifa de 50.23 dólares.

Certificado
Al inicio de sus operaciones, Palmerola nacerá como un aeropuerto certificado por la AHAC y la Oaci.

En tercer lugar se encuentra Honduras con una tasa actual de 48.44 dólares, le sigue el aeropuerto Liberia de Costa Rica con 46 dólares, el óscar Arnulfo Romero de El Salvador con un cobro de 37.13 y finalmente La Aurora de Guatemala con un cobro 33 dólares por pasajero.

Del total de toda la recaudación de las tasas aeroportuarias en Honduras, el Estado recibe directamente un 53% del total de los ingresos y el concesionario el 47%, según un informe de Aeropuertos de Honduras.

Mal negocio.

Según empresarios y expertos consultados, la concesión resultará en un mal negocio para el Estado hondureño, si comparativamente se toma en cuenta que la actual concesionaria Aeropuertos de Honduras pagó al Estado en los 20 años de concesión, que expiran en septiembre próximo, más de 3,714 millones en canon, 852 millones en impuestos y 1,800 millones en mejoras en los cuatro aeródromos internacionales del país.

Rafael Medina, director Ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), expresó su preocupación por los alcances de este contrato y también la falta de avances en el proceso de licitación de los aeropuertos Golosón, Ramón Villeda Morales y Juan Manuel Gálvez. “Estamos preocupados que no se ha iniciado el proceso de licitación de los tres aeropuertos restantes y nosotros creemos que debe haber la transparencia del caso para la concesión de los aeropuertos Villeda Morales, Golosón y Juan Manuel Gálvez”, reafirmó.zc-palmerola1-080220 (6)(800x600)

También criticó la adjudicación irregular del aeropuerto Toncontín a la empresa PIA y Aeropuertos de Múnich de la forma que se hizo. “Nosotros no estamos de acuerdo que se haya adjudicado Toncontín de esa manera, si Emco quería participar podía hacerlo, pero mediante una licitación pública internacional”, acotó.

Concesión directa
Empresarios temen que se beneficie a Emco con la concesión directa de los tres restantes aeropuertos del país.

En ese contexto, Medina expresó su temor que lo mismo ocurra con los demás aeropuertos, lo cual sería un pésimo precedente. “Pedimos un proceso de licitación limpio y transparente”.

Por otro lado, consideró lesivo que a Palmerola se le exonere del pago de impuestos y del canon aeroportuario. “Creemos que fue excesiva la cantidad de años en la cual Palmerola no va a pagar un canon hasta que alcance los 600,000 pasajeros”.

A su juicio, lo que se aprobó en un inicio para la construcción de Palmerola es muy diferente de lo que se ha hecho hasta ahora, entre eso, se cambió la ubicación del edificio, se amplió el plazo de concesión, se asignaron más fondos del Estado y se le exoneró del canon e impuestos.

“Es importante que se revise el contrato de Palmerola porque si no va a pagar canon y si no van a pagar impuestos, cuál es el beneficio para el Estado de Honduras”, se preguntó

En similares términos se expresó, Eduardo Facussé, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), quien confesó a LA PRENSA que le “revuelve el estómago” todas las anomalías que han rodeado la concesión de Palmerola.

Dijo que la concesión y las posteriores reformas al contrato han estado plagadas de irregularidades, de modo que lo sano es proceder a la revisión y reforma de la concesión.

Recordó que el contrato se aprobó a rajatabla en el Congreso Nacional en el último día de sesiones cuando no había diputados en el hemiciclo, pese a que un grupo de ciudadanos notables les advirtieron de lo lesivo del documento. “Todo está viciado de corrupción en ese aeropuerto”, afirmó, tras señalar que se debe proceder a hacer una revisión y reforma del contrato, y que el Gobierno proporcione los nombres de todos los accionistas y prestanombres que han participado en el negocio.

La Prensa