China desmiente muerte de médico que descubrió brote de coronavirus

Li Wenliang alertó sobre el brote del virus en Wuhan pero fue silenciado por autoridades chinas.

VER MÁS FOTOS
El Dr. Li se contagió de coronavirus al tratar a pacientes infectados por el letal virus en Wuhan./Twitter.

Wuhan, China.

El estado de salud de Li Wenliang, el médico que dio la alarma sobre el brote de coronavirus en Wuhan, es un misterio luego de que las autoridades del hospital donde se encontraba internado tras contagiarse del letal virus, desmintieran su muerte este jueves.

Medios chinos, incluido el Global Times, y la OMS confirmaron la muerte de Li en Twitter, sin embargo, médicos del hospital de Wuhan afirmaron que el doctor sufrió un paro cardíaco y lo conectaron a un respirador artificial que le mantiene con vida.

Wenliang fue el primer médico en atender a pacientes con coronavirus en Wuhan. El doctor detectó siete casos de un virus desconocidos que se asemejaba al SARS, que provocó una epidemia global en 2003.

El médico sospechaba que los casos provenían del mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan, ya que todos los pacientes trabajaban en ese sitio o lo habían visitado recientemente.

El 30 de diciembre, Wenliang le envió un mensaje a sus colegas en un chat, en el que les advirtió del brote y les recomendó usar ropa protectora para evitar contagiarse, a la vez que puso a sus pacientes en cuarentena.

Li afirmó que los exámenes de laboratorio indicaban que sus pacientes estaban infectados por un tipo de virus respiratorio agudo severo similar al SRAS.

Días después, el oftalmólogo de 34 años recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes lo interrogaron y lo obligaron a firmar una carta de reprimenda en la que se le acusó de “difundir rumores en línea” y “perturbar gravemente el orden social”.

La policía de Wuhan prohibió a Li y otros médicos divulgar información al público sin autorización.



Horas más tarde, las autoridades de Wuhan anunciaron el brote y alertaron a la Organización Mundial de la Salud.

Dos semanas después, el Dr. Li fue hospitalizado tras contraer el virus de uno de sus pacientes. Este jueves sufrió un paro cardíaco tras complicarse su estado, anunciaron las autoridades de salud.

En tanto, el número de víctimas de la epidemia causada por el coronavirus subió este jueves a 563 muertos, mientras el país acelera las medidas para compensar la falta de camas en los hospitales.

El gigante asiático registró más 28,000 personas contagiadas. Y en el extranjero, con más de una veintena de países con casos confirmados, 20 personas fueron identificadas en un barco de crucero en cuarentena frente a las costas de Japón.

Vea: Ponen en cuarentena a obreros en fábrica de iPhones por coronavirus

Dos semanas después de la puesta en cuarentena de la ciudad de Wuhan y de una parte su provincia, Hubei (centro), donde se está propagando la epidemia, el sistema sanitario local está totalmente saturado.

En Wuhan, un hospital con 1,000 camas construido a contrarreloj, empezó a recibir a los primeros pacientes el martes. Un segundo centro médico, con una capacidad de 1,600 camas, debe entrar en funcionamiento este jueves.

Tras la cuarentena en toda la ciudad de Wuhan y la provincia de Hubei (centro), que afecta a unos 56 millones de personas, un número creciente de ciudades del este de China están imponiendo restricciones a los desplazamientos a decenas de millones de personas más.

La Prensa