Salida de jefa de Maccih afectará investigación sobre corruptela en Honduras

Diversos sectores de Honduras se encuentran preocupados por una posible no renovación de la Misión anticorrupción.

Yahvé Sabillón, del Frente Parlamentario; Fátima Mena, coordinadora de la coalición de Unidos Hacemos Historia; Eduardo Alemán y Fernando García, este miércoles, durante una rueda de prensa en un Hotel de Tegucigalpa.
Yahvé Sabillón, del Frente Parlamentario; Fátima Mena, coordinadora de la coalición de Unidos Hacemos Historia; Eduardo Alemán y Fernando García, este miércoles, durante una rueda de prensa en un Hotel de Tegucigalpa.

Tegucigalpa.

La renuncia de la vocera interina de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), la peruana Ana María Calderón, preocupa a diversos sectores del país que consideran que eso afectará las investigaciones sobre corruptela que lleva el ente, que depende de la OEA.

En una carta, reproducida ayer por medios locales de prensa y enviada el 2 de enero al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, Calderón indicó que su renuncia obedece a "motivos estrictamente personales y profesionales" que ha ponderado frente a su "comprobado compromiso" con el ente hemisférico.

La salida de Calderón genera "preocupación" puesto que se produce a pocos días de que expire el mandato de cuatro años de la Maccih, dijo este miércoles a Efe la diputada Doris Gutiérrez, del opositor Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD).

Almagro ha incumplido promesas

Gutiérrez aseguró que Almagro "no ha cumplido" las promesas que realizó a una comitiva hondureña, que ella integraba, con la que se reunió recientemente en Washington.

Entre las promesas incumplidas, la diputada hondureña destacó la de nombrar un nuevo vocero de la Maccih, dar a conocer los resultados de la evaluación de la misión y "tratar de influenciar" para que el convenio de la misión sea renovado a través del intercambio de notas entre el Ejecutivo y la OEA.

"Nos sentimos bastantes preocupados por el hecho de que en realidad no hay una decisión política de querer atacar la corrupción y la impunidad desde sus raíces", enfatizó Gutiérrez previo a participar en una rueda de prensa de la Coalición por la Renovación de la Maccih, en Tegucigalpa.

Ana María Calderón renunció a su cargo como vocera interina de la Maccih.

"Crónica de una muerte anunciada"

Sobre la instalación de una mesa de diálogo entre el Gobierno de Honduras y la OEA sobre la segunda etapa de la Maccih, Gutiérrez dijo que un nuevo acuerdo significaría una "crónica de una muerte anunciada", ya que el Parlamento hondureño no lo ratificará.

Algunos diputados del Parlamento hondureño, en su mayoría del Partido Nacional (en el poder), han sido salpicados por presunta corrupción en casos denunciados por la Misión, que trabaja en coordinación con el Ministerio Público.

Varios sectores han venido exigiendo la continuidad de la Maccih, pero bajo el mismo convenio suscrito en 2016 entre el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el secretario general de la OEA.

El convenio de la Maccih concluye el 19 de enero próximo.

Investigaciones serán afectadas

El diputado opositor Yahve Sabillón lamentó la renuncia de la vocera interina de la Maccih y señaló a Efe que eso afectará las investigaciones sobre corruptela que lleva el ente.

Calderón "conoce bastante los casos de corrupción del país, las líneas de investigación (...), y su renuncia debilita este tipo de trabajo", subrayó.

Agregó que las instituciones gubernamentales han querido "evitar el trabajo eficiente" que realizado la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic), del Ministerio Público, con apoyo del ente de la OEA.

El también miembro del Frente Parlamentario de Apoyo a la Maccih cuestionó que el Gobierno y la OEA han negociado un nuevo convenio "en secreto y a espaldas del pueblo", aunque dijo desconoce el nuevo documento.

No obstante, Sabillón considera que el presidente hondureño "ha negociado con algunos diputados" para que aprueben el nuevo convenio de la Maccih a cambio de "prebendas o que nos los toquen (investiguen)".

Unión Europea reitera repetición de renovar la Maccih

El embajador de la Unión Europea en Tegucigalpa, Alessandro Palmero, dijo hoy a Efe que Honduras ha avanzado en la lucha contra la corrupción con ayuda de la Maccih, por lo que considera que el mandato de ese ente debe ser renovado, así como está.

"La Maccih ha producido buenos resultados", enfatizó el diplomático europeo, quien aseguró que la UE y sus Estados miembros es el "mayor financiador" de la misión, con casi 5 millones de dólares.

Las autoridades hondureñas han presentado requerimientos fiscales en al menos trece casos de corruptela investigados por la Ufecic y la Maccih.

La Maccih, que inició operaciones en Honduras en abril de 2016, es la primera iniciativa de la OEA para combatir la corrupción en un Estado miembro.