Tiroteo en México: alumno que ultimó a su maestra utilizó dos armas

El menor estaba influenciado por un videojuego que se llama "Natural Selection".

VER MÁS FOTOS
El tiroteo en una escuela en Torreón, México, generó caos entre los maestros, alumnos y padres de familia.
El tiroteo en una escuela en Torreón, México, generó caos entre los maestros, alumnos y padres de familia.

Torreón, México.

Un niño de 11 años desató el terror ayer viernes en su escuela en el norte de México al matar a balazos a una maestra y dejar heridas a seis personas antes de suicidarse, declararon autoridades, que señalaron que el menor actuó influenciado por un videojuego.

"El niño (estaba) influenciado por un videojuego que se llama 'Natural Selection', incluso la playera (camiseta) del niño en la parte de abajo traía el nombre del videojuego", dijo en conferencia de prensa Miguel Ángel Riquelme, gobernador de Coahulia, en cuya capital, Torreón, se encuentra el Colegio Cervantes, donde se produjo el ataque.

"Él trató de recrearlo (el videojuego) el día de hoy; dijo a uno de los compañeros 'hoy es el día'", añadió el gobernador.

La prensa recordó que uno de los adolescentes que ejecutaron en 1999 la matanza de la escuela secundaria Columbine, en el estado de Colorado, en Estados Unidos, portaba una camiseta blanca con la leyenda "Natural Selection", aunque el video juego fue creado en 2002.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, expresó su pésame a las familias de las víctimas y calificó el suceso como una "tragedia muy lamentable".

Tragedia en México

El niño, que cursaba último año de primaria y vivía con sus abuelos desde que su madre muriera hace años, se encontraba en su salón de clases cuando alrededor de las 8H20 horas locales (14H20 GMT) pidió permiso para ir al baño, pero al notar que no regresaba su maestra fue a buscarlo.

"Allí la docente se encuentra con que el niño sale -del baño donde se habría cambiado de vestimenta- con dos armas -una en cada mano- disparando" y poco tiempo después "se pega un tiro", narró el gobernador, cuyas hijas también fueron alumnas del mismo privado Colegio Cervantes.

El niño usó dos pistolas, una de calibre .40, y la otra de .22, dijo el fiscal de Coahuilia, Gerardo Márquez, quien adelantó que se investigarán los dispositivos electrónicos del menor para descubrir cómo adquirió las armas.

También se investiga si las armas pudieron ser de su abuelo. Las leyes mexicanas restringen severamente la posesión y portación de armas.

No está claro si la maestra que salió a buscar al atacante al baño es la misma que murió, que tenía 50 años.

"Los niños están nerviosos, no están acostumbrados a ver este tipo de situaciones. Mis hijos me dijeron que un menor fue el que disparó (...) cuesta trabajo creerlo", dijo a la agencia AFP un padre de familia que pidió no ser identificado.

Tras el ataque, el exterior de la escuela se agolparon numerosos padres y madres de los menores exigiendo conocer información de lo ocurrido.

Fuera de peligros

En un hospital privado fueron recibidos varios alumnos y maestros que sufrieron crisis nerviosas.

De los seis heridos, uno es un profesor de educación física de 40 años y el resto niños, de los que no se ha informado la edad y que "ya están fuera de peligro". Tampoco se sabe si eran compañeros del menor atacante, concluyó el gobernador.

"El baño está cerca del salón de clases" del atacante, apuntó el gobernador.

En las primeras imágenes televisivas se observaron a padres de familia en las rejas del Colegio Cervantes, algunos de ellos llorando.

Tenía "muy buenas calificaciones"

Jorge Zermeño, alcalde de Torreón, dijo a la cadena de noticias Televisa que el niño tenía "muy buenas calificaciones" y "un comportamiento aparentemente normal", aunque no descartó que tuviera "algún tipo de problema" psicológico.

México está más acostumbrado a ver tiroteos escolares desde lejos, a menudo en su vecino país Estados Unidos, que de cerca. En 2014 un menor de 15 años mató a un compañero de 13 años en un centro de secundaria del Estado de México (centro).

Otro caso similar ocurrió en 2017 cuando un joven también de 15 años disparó e hirió a cuatro compañeros de clase en una escuela secundaria en la ciudad norteña de Monterrey.