Wilson Berríos llega a hospital de Boston para la reconstrucción de su rostro

El joven viajó esta mañana a Estados Unidos. “Que Diosito te sane”, le dijo su hermanito al despedirse.

Wilson Berríos viajó acompañado de su padre y médicos de la Fundación para el Niño Quemado.
Wilson Berríos viajó acompañado de su padre y médicos de la Fundación para el Niño Quemado.

Tegucigalpa, Honduras.

Wilson José Berríos Rivera (de 18 años) ya se encuentra en el hospital Shriners de Boston para una cirugía de reconstrucción de su rostro.

El joven salió este jueves de Honduras. “Que Dios te acompañe, Wilsito”, “Recuperate pronto”, “Dios abre puertas”, cn esas frases llenas de fe y positivismo, un grupo de familiares y amigos despidieron a Wilson antes de ser trasladado al hospital Shriners.

Wilson Berríos fue víctima de un ataque con un explosivo en Choluteca, previo a las fiestas navideñas 2019.

LEA: Eminencia de la medicina operará a Wilson José Berríos Rivera en EEUU

Carlos David Berríos, hermanito menor de seis años de Wilson, lo abrazó y tras un beso exclamó: “Que Diosito te sane, hermano”. Las conmovedoras palabras resumen el deseo del país de que Wilson recupere su rostro.

Personal médico de la Fundación para el Niño Quemado viajó con Wilson Berríos a Boston.

Agradecidos

La noche anterior, Wilson Berríos padre grabó un video en el que pidió a su hijo agradecer al pueblo hondureño por todo el apoyo que ha recibido.

“Ya casi se llega el momento de viajar y aquí está Wilson, ansioso también, ¿no es así, hijo?”, pregunta el padre, a lo que el valiente muchacho afirma: “Claro que sí porque voy a ver a mi mamá y tengo la esperanza que voy a regresar con el rostro que siempre he tenido. Tengo la fe que el doctor va ser un instrumento de Dios y me va a dejar como antes”.

Wilson tenía 12 años de no ver a su madre Sayda Rivera. Esta tarde Wilson pudo reencontrarse con su progenitora.

Una ambulancia esperaba por Wilson en el aeropuerto de Boston.

El vuelo

A las 6:00 am un avión de la Fuerza Aérea Hondureña salió con el joven, que ha dado una lección de humildad y de vida a los hondureños, desde la base militar Hernán Acosta Mejía rumbo al reconocido hospital en Boston, Massachusetts.

Cuatro horas más tarde se reportó su arribo al aeropuerto internacional Logan, de donde descendió caminando del avión para luego ser trasladado en ambulancia hasta el hospital.

En un video difundido por su padre de la llegada del joven se ve al equipo médico hondureño que lo acompañó, de la Fundación para el Niño Quemado (Fundaniquem), personal del centro hospitalario de Boston, así como a la embajadora de Honduras en Washington, María Dolores Agüero.

Wilson será operado por una eminencia de la medicina, el doctor Robert L. Sheridan.

Wilson Berríos fue recibido por la embajadora de Honduras en Washington, María Dolores Agüero.