Demócratas votarán hoy para frenar poderes bélicos de Trump contra Irán

El Congreso busca evitar una escalada entre EEUU e Irán.

Trump anunció ayer que responderá con sanciones a los ataques iraníes contra bases estadounidenses./AFP.
Trump anunció ayer que responderá con sanciones a los ataques iraníes contra bases estadounidenses./AFP.

Washington, Estados Unidos.

Los congresistas demócratas de Estados Unidos siguieron adelante el miércoles con sus planes para verificar la capacidad del presidente Donald Trump de tomar medidas militares contra Irán, pese a que el Congreso dio un suspiro de alivio colectivo ante la desescalada de tensiones con la República Islámica.

Republicanos y demócratas expresaron un amplio apoyo a la suavización de la retórica tanto por parte del presidente Donald Trump como de los funcionarios iraníes, y la satisfacción de que no murieran estadounidenses en el ataque con misiles de Teherán dirigido a bases en Irak que albergan tropas estadounidenses.

Pero los informes clasificados de altos funcionarios de la administración dejaron a muchos demócratas, y al menos a un republicano, poco convencidos sobre la justificación de Trump de matar al iraní Qasem Soleimani la semana pasada mientras el poderoso general estaba en Irak. La medida provocó un aumento de las tensiones.

"Nuestras preocupaciones no fueron atendidas por la insuficiente notificación del presidente a través del Acta de Poderes de Guerra y por la sesión informativa de hoy" con el Secretario de Defensa Mark Esper, informó la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Evitar una guerra con Irán

Los demócratas en el Congreso anunciaron que la Cámara votará el jueves para evitar que el presidente emprenda una guerra con Irán.

"El presidente ha dejado claro que no tiene una estrategia coherente para mantener a salvo a la población, desescalar la tensión con Irán y asegurar la estabilidad de la región", dijo Pelosi en un comunicado.

Pelosi indicó que los demócratas tomaron esta decisión dado que sus inquietudes no fueron disipadas este miércoles en una sesión informativa a puerta cerrada en la que participó el secretario de Estado, Mike Pompeo.

También indicó que la cámara baja puede también considerar en breve la revocación de la autorización del uso de la fuerza, que fue otorgada al Ejecutivo después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Después de eso tres administraciones han invocado esa autorización como una justificación legal para realizar una serie de acciones militares en el mundo islámico.

Bajo el Acta de Poderes de Guerra de 1973, el gobierno debe notificar al Congreso las acciones militares importantes, pero Trump envió de manera inusual, como documento clasificado, su justificación por el ataque que mató en Irak al poderoso Soleimani.

"Nos dijeron que era una amenaza inminente", por parte de las fuerzas de Soleimani contra los estadounidenses, dijo el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara baja, Eliot Engel, a los periodistas. "No estoy seguro de estar convencido de eso".

Vea: Irán y EEUU apuntan a una desescalada pero Irak sigue en la mira

La candidata demócrata a la presidencia, la senadora Elizabeth Warren, también expresó dudas sobre la justificación ofrecida para matar a Soleimani.

"Había tantas preguntas importantes que no respondieron (y) no vimos un plan satisfactorio para el futuro", dijo el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, furioso porque Esper y su equipo "abandonaron" la sesión informativa cuando las preguntas se pusieron difíciles.

En cambio, varios republicanos describieron las sesiones informativas como útiles, y aseguraron que revelaron cómo la inteligencia apuntaba a ataques iraníes que se esperaban en los próximos días contra los estadounidenses.