Identifican a autores del crimen de tres mujeres en Cololaca, Lempira

El motivo del triple crimen son enemistades personales, según informó la Policía.

Familiares llegaron a Medicina Forense en Santa Rosa de Copán a reclamar los cadáveres.
Familiares llegaron a Medicina Forense en Santa Rosa de Copán a reclamar los cadáveres.

LEMPIRA.

Las investigaciones de la Policía del asesinato de tres mujeres en la aldea Linda Vista del municipio de Cololaca tienen como resultado la identificación de los dos homicidas.

Fue la noche del martes cuando don Cristóbal Rivera, un productor de café andaba trabajando y dos hombres ingresaron en su vivienda en la referida aldea, adonde ultimaron a su madre Ledubina Espinoza León (de 73 años), su hija Yenny Roxana Ramos Santamaría (de 19) y a una de sus empleadas identificada como Yadira Rivera Dubón (de 35).

En el mismo hecho también resultaron heridas la esposa de Cristóbal Rivera y su nieta de dos años, quien era hija de Yenny Roxana. “Dicen que fueron unos hombres, que yo sepa no tenemos enemistades ni pleitos familiares, puede ser que haya sido por envidia, tal vez vecinos”, dijo escuetamente Rivera, quien aseguró que “es muy difícil que se haga algo, esto va a quedar impune”.

Inseguridad
Según los organismos de protección a los derechos de las mujeres en Honduras, en los primeros ocho días del presente año ya se reporta la muerte violenta de diez mujeres, y todos los casos están en la impunidad

El caficultor aseguró que desconoce quiénes perpetraron el hecho y lamentó que aún no se haya capturado a ningún sospechoso. José Efraín Bautista, quien era el marido de Yadira Rivera Dubón, lamentó lo ocurrido y con la voz entrecortada aseguró que las ahora fallecidas no eran personas problemáticas. “Eran mujeres trabajadoras, que se dedicaban al cultivo del café. Mi esposa trabajaba en la cocina y yo cortaba café, no teníamos ni un mes de estar allí (trabajando en la finca de Cristóbal) cuando ocurrió la desgracia”, lamentó Bautista. Bautista llegó desde San Sebastián, Lempira, con su esposa Yadira y sus dos hijos de 8 y 6 años a trabajar a la finca; pero le arrebataron la vida cuando servían a una familia.

Los restos mortales de Ledubina y Yenny Roxana fueron trasladados ayer a la iglesia evangélica Amigos de San Juan, en San Marcos de Ocotepeque, hasta donde llegaron parientes y amigos de la familia; mientras que el cuerpo de Yadira Rivera será llevado a la comunidad de Suyatal, de San Sebastián, de donde era originaria. Ariel Fermán, portavoz de la Policía Nacional en Lempira, informó que aún no se ha capturado a los responsables del múltiple crimen.

El portavoz indicó que las unidades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) tanto de Lempira como de Ocotepeque trabajan en operativos para encontrar a los homicidas. Se dio a conocer que se busca a dos hombres que están identificados y que son buscados por equipos policiales. Las indagaciones indican que el triple crimen tiene como motivo enemistades personales.

ar-copan-090120(800x600)
Ledubina Espinoza y su nieta Yenny Roxana.