Corte acepta retrasar audiencia de sentencia para Tony Hernández

La audiencia para definir la pena del exdiputado estaba prevista para el próximo 17 de enero

Tony Hernández fue hallado culpable de todos los cargos que se le imputaron durante el juicio que tuvo lugar en octubre pasado.
Tony Hernández fue hallado culpable de todos los cargos que se le imputaron durante el juicio que tuvo lugar en octubre pasado.

Nueva York, Estados Unidos

El juez Kevin Castel, quien presidió el proceso contra el exdiputado hondureño Juan Antonio "Tony" Hernández. aceptó este martes una solicitud presentada por los abogados de la defensa, luego que estos solicitasen retrasar la audiencia de sentencia hasta el mes de febrero.

Los abogados de Hernández solicitaron a la Corte del Distrito Sur de Nueva York, un retraso de 30 días a la audiencia de lectura de sentencia, prevista para el próximo 17 de enero.

Tras aceptar esta solicitud, el juez Castel reprogramó la audiencia para el próximo 24 de febrero a las 2:30 pm.

En una copia de la misiva a la que tuvo acceso LA PRENSA y firmada por el abogado Omar Malone, el equipo de defensa argumenta que la petición obedece a que, con el objetivo de efectuar “una convincente y efectiva presentación”, el equipo de abogados procura obtener cierta documentación que, consideran, resultará crucial traer a la atención del juez antes de decretar la sentencia contra Hernández.

La carta, fechada este 7 de enero de 2020, precisa que la mayor parte de los documentos que se procura obtener, si no todos, se encuentra en Honduras, por lo que a través de dicha carta mocionaron para solicitar la prórroga.

Malones incluso comenta que han discutido el asunto con la Fiscalía que representa al Gobierno de los Estados Unidos, y que ellos no han presentado ninguna objeción con respecto a prorrogar la fecha de la sentencia.

Tony Hernández fue hallado culpable el pasado 18 de octubre de cuatro cargos relacionados con tráfico de drogas, posesión y uso de armas y artefactos destructivos y mentir a funcionarios federales estadounidenses, delitos que comporta una sentencia que va desde una pena mínima de 30 años hasta cadena perpetua.