Cohep llama a sectores para acordar nuevos mecanismos de fijación del salario mínimo

Empresarios hondureños opinan que de continuar con la misma forma de negociación se pueden agravar las distorsiones existentes en el mercado laboral.

Representantes del Cohep en conferencia de prensa.

Tegucigalpa, Honduras.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) anunció este martes su posición sobre el acuerdo de fijación del salario mínimo, con el cual se ha regido el salario en los últimos años y con el que se fijó el salario mínimo actual.

Los empresarios hondureños hicieron un llamado a los representantes de los trabajadores y del Gobierno para acordar nuevos mecanismos de fijación del salario mínimo, ya que "de continuar con la misma forma de negociación se pueden agravar las distorsiones existentes en el mercado laboral".

LEA: Desestiman que el 70% de mipymes no podrán pagar el nuevo salario mínimo

Aunque el Cohep ha sugerido cambios en la forma de negociación, en su posición el Consejo opinó que "como sector empleador somos consientes que la mejor forma de planificar es cuando se tiene certeza de los cambios presupuestarios que se dan en las finanzas de las empresas, es por ello que seguiremos apoyando las fijaciones de salario mínimo en forma plurianual y acordado en base a parámetros técnicos relacionados con el costo de vida y productividad, esto con el propósito de generar la estabilidad económica en el país y la sostenibilidad de las empresas".

El nuevo salario mínimo mensual en Honduras, que entró en vigor el pasado 1 de enero, es de 12,357 lempiras (unos 501 dólares).

LEA: Hernández resalta que el 2020 arranca con más oportunidades para hondureños

De acuerdo a las estadísticas manejadas por el Cohep, el sector de la micro y pequeña empresa genera el 70 por ciento de los empleos en el país; este porcentaje recibirá un aumento de 5% en su salario, por lo que el Consejo espera que el incremento salarial no afecte al crecimiento sostenible.

Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa, afirmó que las empresas formales cumplen con el pago del salario mínimo y las leyes de seguridad social, pero que "el grave problema es la informalidad y tenemos que hacer que ese traslado que hacen, de la formalidad a la informalidad, debe de hacerse de una manera atractiva para ellos", ya que "muchas microempresas no tienen capacidad para pagar aumento del salario mínimo".

Agregó que el espíritu para un cambio en las negociaciones del salario mínimo se basa en que el mismo se tiene que hacer de una forma más viable pues la ley del salario mínimo actual tiene unos 50 años.

Indicó que con las nuevas métricas se tienen que tomar en cuenta dos aspectos fundamentales: el costo de la vidad y la productividad de los países y las empresas.

Por su parte, Gustavo Solórzano, gerente de asesoría legal del Cohep, dijo que la propuesta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada es que se pueda discutir una nueva ley de salario mínimo que "no genere muros, sino que cambios positivos para generar más empleos y más empresas".

Comunicado del Cohep