Pacientes de Teletón agradecen labor que presta la fundación

La población atendida en San Pedro Sula corresponde a un 52% de niños y 48% de adultos

Una terapeuta del Crit de la ciudad brinda terapia a un pequeño paciente.
Una terapeuta del Crit de la ciudad brinda terapia a un pequeño paciente.

Redacción.

El Centro de Rehabilitación Integral Teletón (Crit) inició su labor en 1990 en San Pedro Sula y desde ese momento ha brindado atención a miles de personas con diferentes tipos de necesidades.

El segundo centro más grande de Honduras y el único en contar con un laboratorio de ortesis y prótesis, asiste a niños, jóvenes y adultos en las áreas de evaluación médica, terapia física, ocupacional y de lenguaje.

Además de educación e inclusión, estimulación temprana, trabajo social, psicología y dentro de poco también contará con rehabilitación virtual.

LEA: Voluntarios Teletón estarán distribuidos en más de 70 puntos

Marcio Cruz (de 28 años), quien llegó al Crit hace siete años después de un derrame cerebral, dijo que después de ese episodio creyó que su vida jamás volvería a ser igual y que no podría ser una persona productiva.

Ahora, gracias a la terapia que recibe en Teletón y sobre todo, a su empeño por recuperarse, es alguien independiente que se vale por sí solo.

“Antes pensaba que esto de la Teletón era mentira, pero la realidad es que aquí ayudan y en lo personal estoy agradecido por todo lo que me han ayudado”, expresó Cruz.

Reny Recarte, directora del centro, indicó que el 2020 ampliarán los servicios para atender a más personas. Cerrarán el año con más de 100,000 atenciones, de la cuales 52% corresponden a niño y 48% en adultos.

Este 6 y 7 de diciembre se realizará una nueva edición de la Teletón cuya meta es 63 millones de lempiras.

1

Ángel reyes

km-teleton-011219 (2)(800x600)
“Es un niño independiente”

Para Jerry Perdomo tener un hijo con necesidades especiales es un regalo de Dios y una prueba de que existen los ángeles terrenales, razón por la que bautizó a su pequeño como Ángel Adonay Reyes (de 8 años), el cual nació con encefalocele e hidrocefalia. El encefalocele es una protrusión o un bulto formado por la salida del encéfalo y las membranas que lo recubren a través de una abertura en el cráneo, lo cual provoca pérdida de fuerza en brazos y pies, retraso en el desarrollo y discapacidad intelectual, pero ninguno de estos problemas ha sido una limitante para que Ángel sea un niño que lucha por recuperarse todos los días. Gracias a la terapia que recibe en Teletón, habla, come y bebe por sí solo y asiste a la escuela. Su carisma es contagioso y es una de sus más grandes virtudes, según su mamá. Ángel ha tenido dificultades para caminar, pero los médicos confían en que lo llegará a lograr.

2

dionildo díaz

km-teleton-011219 (6)(800x600)
“Aprendió a caminar aquí”

Hiperactivo, alegre, juguetón y travieso, así es Dionildo Díaz (de 11 años), un pequeño atendido por la Teletón y que presentó asfixia perinatal, razón por la que sus habilidades motoras se ven afectadas severamente. Meraria Díaz, hermana del pequeño, manifestó que jamás pensaron ocupar de la fundación, pero es gracias a ella que la vida de su hermano ha podido ser mejor de lo que pudo haber sido. “Lo trajimos sin que pudiera hacer nada, ni siquiera se movía, aquí aprendió a caminar, a cambiarse por sí solo y calmar un poco la ansiedad”, señaló Meraria. Aunque Dionildo puede comer sin ayuda, su familia no permite que lo haga, pues al ser ansioso ingiere los alimentos de manera no adecuada y es un problema que los terapeutas están tratando de controlar. Merari dijo que sus padres dan cada día gracias a la fundación por el apoyo que les brindan, pues de otra manera no podrían costear la terapia del niño.

3

dana portillo

km-teleton-011219 (3)(800x600)
“Gracias a Dios existe Teletón”

La Teletón ha sido para Dana María Portillo (de 8 años) el lugar donde encontró una esperanza de vida. Dana nació con hipotermia central, una enfermedad que hace que órganos tan vitales como el corazón no realicen su función normal y además provoca pérdida de memoria. Tenía nueve meses cuando comenzó sus terapias, en aquel entonces no gateaba, ni contaba con otras habilidades que debía tener para su edad. “Era muy difícil al principio, porque yo miraba cómo los otros niños se divertían y ella no. Gracias a la Teletón ella ha tenido muchos avances”, refirió Brenda Portillo, madre de Dana. A los 16 meses la niña aprendió a sentarse y a pronunciar sus primeras palabras, aunque con mucha dificultad. Ahora ya camina y es una niña que se relaciona con otras personas sin problema. Acude a la escuela y es una de las mejores estudiantes.

4

daniel hernández

km-teleton-011219 (4)(800x600)
“Son una luz en nuestra vida”

El pequeño Jelson Hernández (de 6 años) llegó al Crit de la ciudad con apenas seis meses de nacido después de que una fiebre le ocasionara parálisis cerebral. Iveth Vásquez, madre del niño, relató que los primeros dos meses de vida de su hijo fueron como los de cualquier otro bebé, pero todo cambió a raíz de la fiebre. Los doctores que lo evaluaron no pudieron diagnosticarlo desde un inicio, por lo que ella temía que su pequeño pudiera morir.
“Fue feo, porque de la noche a la mañana se puso aguadito. No se movía y mantenía la mirada como perdida”, recordó la madre, quien vivió momentos de angustia hasta que en la Teletón pudieron dar un dictamen de lo que padecía Jelson. Actualmente es un niño que habla y cursa la preparatoria en una escuela del barrio Medina, sector en el que reside. Apenas comienza a dar sus primeros pasos, pero el sueño de Iveth es ver caminar a Jelson.

5

Robin GUILLéN

km-teleton-011219 (5)(800x600)
“Mi hijo vino sin poder caminar”

La vida de Robin Noé Guillén (de 13 años) cambió drásticamente el 15 de agosto de este año. Mientras se encontraba estudiando sufrió un desmayo repentino que alarmó a su familia y quienes, tras varios exámenes, recibieron la noticia que Robin presentaba un cuadro de encefalitis y trastorno piramidal.

Esta patología afectó su movimiento y lo postró en una silla de ruedas. Glenda Ayala, madre de Robin, expresó que su hijo no podía antes de la terapia mover sus brazos y acciones tan sencillas y comunes que antes realizaba como sentarse y caminar pasaron a ser un reto. “Mi hijo vino sin poder caminar. Ahorita gracias al trabajo con el terapeutas ya hace todo lo que antes hacía y realmente nos sentimos alegres y agradecidos con la Teletón por como nos han apoyado”, comentó Glenda.

Robin fue dado de alta el pasado miércoles y dice sentirse totalmente recuperado.