Depuradores de Policía darán seguimiento al informe de Alfredo Villatoro Rivera

La investigación que se refiere al asesinato del periodista Alfredo Villatoro la conoció en su momento el fiscal general Luis Alberto Rubí y una copia del mismo la tiene la Didadpol.

Crimen. El periodista Alfredo Villatoro fue secuestrado un 9 de mayo de 2012 y seis días después fue ultimado de dos balazos en la cabeza.
Crimen. El periodista Alfredo Villatoro fue secuestrado un 9 de mayo de 2012 y seis días después fue ultimado de dos balazos en la cabeza.

TEGUCIGALPA.

Los miembros de la Comisión Especial de Depuración y Transformación de la Policía Nacional informaron ayer que se cotejará el informe de la Inspectoría General de ese cuerpo armado que involucra a miembros del estamento policial en el secuestro y posterior asesinato del periodista Alfredo Villatoro Rivera en mayo de 2012.

“Ya que existe este informe es importante verificar su contenido total y su veracidad, verificar quiénes son los policías que aparecen en el documento y que están activos como miembros de la institución y trasladar cualquier hallazgo a las autoridades respectivas para la investigación y seguimiento”, afirmó ayer el miembro de esta comisión Alberto Solórzano.

Agregó que “siempre hemos sostenido que es importante mantener una actitud de permanente vigilancia, se ha hecho un esfuerzo por transformar la Policía, pero eso no significa que está químicamente pura”.

LEA: Asesinato de ocho comunicadores marca un año negro en Honduras

Por su lado, Omar Rivera se manifestó en similares términos y abogó para que las autoridades correspondientes puedan hacer las indagaciones correspondientes y cotejar el informe para determinar las presuntas responsabilidades de los implicados en este hecho criminal que segó la vida del influyente comunicador social.

Alfredo Villatoro.1(1024x768)
Un equipo de inspecciones oculares recoge evidencias en donde fue abandonado el cuerpo de Alfredo Villatoro.

“Si la autoridad correspondiente investiga y determina que esto que circula es real y verídico, pues que actúe y aplique sanciones a quien corresponde en el marco de la nueva mística que impera en la entidad de que el que la hace la paga, pero eso se hará hasta que se hagan las averiguaciones del caso”, dijo ayer el miembro de esta comisión Omar Rivera.

Se debe verificar si las personas que aparecen en el informe están activas en la institución policial.

Alberto Solórzano, depurador

El depurador afirmó que las autoridades, en este caso el Ministerio Público y la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol), tienen la responsabilidad de investigar la autenticidad del informe y la veracidad de los hechos en vista de que en el pasado surgieron otros documentos similares que involucraron a miembros de la carrera policial.

El documento de 60 páginas elaborado por la Inspectoría General de la Policía Nacional con el apoyo del Sistema Estratégico de Recolección, Cotejamiento, Análisis y Archivo de Información (Sercaa) fue presentado en su momento al entonces fiscal general Carlos Alberto Rubí y actualmente una copia del mismo se encuentra en poder de los miembros de la Comisión de Depuración y de la Unidad de Denuncias de la Didadpol.

Pese a que el amplio informe estuvo en manos de las autoridades, el mismo nunca fue judicializado, indicaron a LA PRENSA agentes que investigaron el caso.

El secuestro y posterior asesinato del periodista de la radio Alfredo Villatoro tuvo lugar en Tegucigalpa entre el 9 y 15 de mayo de 2012.

“Involucró a gente de poder”:Raúl Pineda Alvarado, experto

El asesinato de Alfredo Villatoro fue una muerte donde estuvieron involucrados personajes del más alto poder político. Villatoro no era un periodista común y corriente, no era un simple reportero, era un hombre que tenía un cañón en el medio de comunicación que él manejaba y ese cañón a veces se convertía en un peligro para ciertas transacciones, ciertos contratos, ciertas negociaciones que se deban al más alto nivel y de ahí aparentemente viene su asesinato, que en un país tan tolerante como este no tuvo mayor trascendencia.

En otro país, el Gobierno de ese momento se hubiera caído si no hubiese dado una respuesta clara de por qué fue asesinado nuestro amigo Villatoro. Hubo responsabilidades de las autoridades de ese entonces por acción y por omisión. Yo estaba en la Fiscalía en ese momento y participé en alguna medida en el manejo del caso y le puedo decir que hubo una indiferencia absoluta de las autoridades para investigar en el momento que se podía salvar la vida del periodista, es decir, no hubo una diligencia y esto lo afirmó el propio director de la Policía (Ricardo Ramírez del Cid). Muy probablemente lo que sale en el informe es cierto. Parte del problema pudo haber sido eso (la apropiación del iPad), pero hubo una transacción económica dentro de las cuales parece que Villatoro fue un obstáculo para que se llevara a cabo y por eso se rumora se originó su muerte.