Honduras pone en marcha la operación Hormiga X   

El Ministerio Público busca atacar al crimen organizado y la violencia generalizada.

Fiscales del Ministerio Público y agentes de la Atic comandan el operativo. Foto de archivo.
Fiscales del Ministerio Público y agentes de la Atic comandan el operativo. Foto de archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

La Fiscalía Regional del litoral atlántico ejecuta este miércoles la operación Hormiga X contra el crimen organizado, narcomenudeo y portación ilegal de armas. El Ministerio Público informó que la operación también es contra la violencia hacia niños, mujeres y adultos.

Hormiga X se ejecuta en varios municipios de Atlántida, Islas de la Bahía y Gracias a Dios.

"Se harán trabajos de prevención y concientización, así como inspecciones planificadas en Juzgados de Paz de diferentes ciudades para revisar expedientes sobre violencia doméstica y saber si los agentes están cumpliendo con las medidas impuestas", señala el comunicado del MP.

En materia penal, la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) coordina siete allanamientos junto a la DPI, que se ejecutan para contrarrestar el narcotráfico y la portación ilegal de armas de fuego en el departamento de Atlántida.

LEA: Proponen bajar de 75 a 70% el índice de aprobación de examen

En Tela se han desarrollado operativos nocturnos y diurnos, allanamientos en busca de armas y drogas y varios operativos de carretera para combatir delitos relacionados al ambiente y tráfico de drogas y se impartirán charlas informativas a estudiantes y mujeres.

Por otra parte, en Puerto Lempira, la Fiscalía Local coordina acciones como un allanamiento de morada y varias inspecciones en busca de evidencias de ilícitos, así como talleres de capacitación para jóvenes estudiantes.

El Módulo de Atención Especializado (MAIE) en equipo con el Módulo de Recepción de Denuncias (MRD), instalarán una Unidad Móvil en San Juan Pueblo para atender a la población en cuanto a denuncias y asesoría jurídica.

Otras labores operativas están orientadas a la ejecución de órdenes de captura por graves delitos cometidos en la zona, como homicidios, extorsión y abusos sexuales.