En enero, EEUU inicia envío de extranjeros a Honduras

Cancillería de Honduras informó que no tienen una fecha y que podrían comenzar el primer trimestre de 2020 El 9 de diciembre arriba una comitiva del Homeland Security.

A principios de octubre, funcionarios del DHS y sus pares hondureños se reunieron en Tegucigalpa para afinar el plan de implementación del acuerdo.
A principios de octubre, funcionarios del DHS y sus pares hondureños se reunieron en Tegucigalpa para afinar el plan de implementación del acuerdo.

TEGUCIGALPA.

El Gobierno de Estados Unidos ordenó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) iniciar en enero de 2020 la deportación a Honduras de extranjeros solicitantes de refugio como parte del Acuerdo de Cooperación en Materia de Asilo (ACA) suscrito en septiembre de este año; pero las autoridades hondureñas indicaron que aún no están listas para recibir a esos inmigrantes, sino hasta fines del primer trimestre del próximo año.

El presidente Donald Trump instruyó a sus funcionarios para que agilicen la implementación del acuerdo y se comience a remitir a los solicitantes de asilo a territorio hondureño; sin embargo, su ejecución ha encontrado una serie de dificultades que parecen estar complicando la fecha de inicio en enero, según fuentes estadounidenses.

A principios de octubre, funcionarios del DHS y sus pares hondureños se reunieron en Tegucigalpa para afinar el plan de implementación del acuerdo; pero las autoridades hondureñas hicieron una serie de objeciones que todavía no han sido resueltas. El plan estipula que Honduras deberá crear refugios, centros de recepción y facilidades de alimentación, seguridad, empleo y educación para los extranjeros que tengan que esperar acá su respuesta a las solicitudes de asilo formuladas a EEUU.

Las claves
1-El 25 de septiembre de 2019, Honduras y EUA firman en Nueva York el Acuerdo de Cooperación en Materia de Asilo.

2-El Plan de Implementación estipula que Honduras recibirá a discapacitados físicos, mentales y con problemas de conducta.

Una fuente que participó en las deliberaciones comentó a LA PRENSA que se les hizo ver a los funcionarios de EEUU que el país no tiene capacidad logística ni la infraestructura para recibir a los miles de inmigrantes extranjeros que serán remitidos a suelo hondureño.

Particularmente, Honduras objetó el envío de extranjeros con discapacidades físicas, mentales y conductuales porque no se cuenta con los centros especializados para atenderlos; no obstante, los funcionarios estadounidenses respondieron que “ese era un tema innegociable”.

90,000
inmigrantes de África, Asia, Suramérica y el Caribe han transitado por Honduras hacia EUA desde el año 2014 a la fecha.

Asimismo, el Gobierno planteó que EEUU se abstenga de remitir a nadie condenado o acusado de un delito grave; pero también fue rechazado por el DHS que lo consideró operacionalmente inviable en vista de la naturaleza acelerada de los traslados.

Consultado por LA PRENSA el canciller de Honduras, Lisandro Rosales, informó que ambos países están terminando hasta ahora la reglamentación del acuerdo de asilo, también el de seguridad fronteriza y el de datos biométricos. Informó que el 9 de diciembre llega una comitiva del DHS para trabajar en el documento, por lo que dar una fecha de inicio sería especular. No obstante, indico que el plan podría implementarse a partir del primer trimestre de 2020.

LC acuerdo 271119(1024x768)