Bomba de tiempo el alto consumo de pastillas "inteligentes" en estudiantes de Medicina

Una investigación detalló que la mayoría consume drogas al momento de estudiar, horas antes de los exámenes, durante el internado y servicio social.

Más de 700 estudiantes de Medicina hay matriculados en el último período 2019 dentro de la Unah-vs.
Más de 700 estudiantes de Medicina hay matriculados en el último período 2019 dentro de la Unah-vs.

San Pedro Sula, Honduras.

Diferentes fármacos están siendo utilizados de manera irresponsable por estudiantes y diferentes empleados de empresas en Honduras que son habitualmente sometidos a niveles altos de presión.

Muchos de ellos están siendo víctimas con mayor fuerza de las llamadas pastillas de la "felicidad" o también conocidas como drogas "inteligentes".

Quienes las consumen piensan que alcanzarán literalmente la gloria en sus estudios, que su nivel de atención incrementará al igual que su rendimiento. Lo mismo ocurre con aquellos que trabajan en horas de la noche, piensan que con el consumo constante de medicamentos "engañarán" al sueño y estarán despiertos durante largas jornadas.

Los que utilizan estos fármacos dicen sentirse más felices, inteligentes, seguros, sociales y queridos, pero expertos en neurología y psiquiatría coinciden que los adictos a este tipo de drogas "se están matando paulatinamente".

Diario LA PRENSA conversó con muchos estudiantes de las facultades de Medicina en San Pedro Sula, la mayoría dijo haber consumido en varias ocasiones droga para mantenerse despiertos, más concentrados y combatir el déficit de la atención, otros alegaron no conocer tales medicamentos y solo escuchar su nombre entre círculos de amigos y compañeros antes y después de clases.

-Carga académica-

4
horas
tiene efecto aproximadamente una vez consumida la pastilla de Ritalín.

La mayoría de estudiantes de Medicina lleva más de cuatro clases a la vez, dedican hasta 20 horas diarias en sus actividades académicas. Según indagaciones, alrededor del 74% sufre de presión académica, y gran parte de los estudiantes del quinto, sexto y séptimo año utilizan habitualmente bebidas energizantes, cafeína, Ritalín y otras sustancias para mantenerse activos, más concentrados, entre otras necesidades.

"Yo no he consumido, pero sí sé de varios compañeros y que estas pastillas se mueven aquí, también en otras universidades. En los círculos de amigos se menciona que algunos consumen Ritalín 40 minutos antes del examen porque se supone que mejora el rendimiento", confesó sin dar su nombre un estudiante del segundo año de Medicina de la Unah-vs.

Otros pasantes de Medicina manifestaron que la consumen porque están bajo tratamiento o durante la temporada de exámenes, siendo la mayoría, la comunidad femenina.

-Respuesta de autoridades-

José Pastor Laínez, coordinador de la Facultad de Medicina en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs), fue entrevistado por LA PRENSA y aseguró desconocer que sus estudiantes usen medicamentos más allá de la cafeína o bebidas energizantes para controlar el estrés.

"La oficina está abierta para cualquier estudiante que se quiera acercar a nosotros, pero hasta el momento no tengo pruebas, sabemos que es fuerte la carga académica, así como los exámenes y la atención al paciente grave durante los turnos de internado o servicio social, pero lo recomendado es descanso suficiente cuando les sea posible", acotó.

Efectos negativos del Ritalín
-Problemas de sueño y disminución de apetito
-Pérdida de peso y aumento de la presión
-Mareos y dolores de cabeza
-Mal humor y nerviosismo

José Laínez informó que se está trabajando en un área de salud mental con apoyo de la carrera de Psicología, la cual iniciaría funciones en junio o julio de 2020.

"Si llegamos a confirmar que nuestros estudiantes están consumiendo sustancias no adecuadas, tendremos que atenderlos y valorar los casos, pues es parte de nuestra responsabilidad", agregó Laínez.

-Expertos-

Marco Tulio Medina Hernández, médico neurólogo y exdecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), comentó a LA PRENSA que "esto de las drogas inteligentes es algo que se ha venido mirando desde hace unos años, sobre todo en jóvenes y en ámbitos donde se requiere un trabajo importante e intenso, lamentablemente muchos de ellos buscan la automedicación y esto puede llevar a gravísimos problemas en la salud cerebral".

neurologo(800x600)
Neurólogo Marco Tulio Medina

Según el galeno, las drogas "inteligentes" reducen el apetito o sueño y las personas pueden sentirse con más energía, pero repercute mediante problemas cardiovasculares, de respiración, alucinaciones, psicosis, intento de quitarse la vida y homicidio.

"El medicamento más utilizado por los universitarios es el Ritalín, ya que los ayuda a estar más atentos y despiertos, pero cuando la dosis se sobrepasa o no es recetada puede dejar graves secuelas y en un caso extremo la muerte", aseguró Medina Hernández.

Con medicamentos como Ritalín, estudiantes y empleados de empresas buscan mejorar sus funciones intelectuales y experimentar nuevas emociones, pero existe el riesgo de caer en la adicción. "La dopamina es un centro ubicado en el lóbulo frontal del cerebro, es un sitio de mayor placer y cuando se apega a alguna droga, la persona se siente alegre y enérgica, pero a futuro le pasa factura", afirmó el especialista en neurología y con posgrado en neurociencia.

Otras sustancias usadas por los universitarios, pero menos fuertes que la Ritalín
-Concerta
-Adderall
-Modafinil
-Vyvanse

El psiquiatra Javier Uclés mencionó que ellos creen que medicamentos como Ritalín y otros les servirá, pero realmente empeora su situación y disminuye la capacidad intelectual y emocional.

Esto es común en personas desorganizadas, que todo lo quieren fácil y dejan todo a última hora. "No son pastillas de la felicidad, al pasar el efecto la persona se siente peor que como estaba, se vuelve dependiente y ya no se desarrolla normal", detalló el especialista.

javier.660(800x600)
Psiquiatra Javier Uclés

Uclés agregó en entrevista que medicamentos como Ritalín deben ser recetados únicamente por psiquiatras o médicos generales de manera controlada, es de uso restringido y bajo un recetario especial, porque aunque sea popular, es peligroso. "Muchos consiguen este medicamento sin respetar las reglas porque hay doctores que son tolerantes o que quieren hacer negocio", remarcó.

Cuando una persona ha acostumbrado a consumir este tipo de droga debe acudir a un psiquiatra, quien primero le hace una evaluación completa para conocer los medicamentos que ha consumido de manera indiscriminada y luego se realiza una desintoxicación.

doctora.212(800x600)
Nayeli Quiroz, doctora en Química y Farmacia

Nayeli Quiroz, doctora farmacéutica, expresó que los estudiantes buscan medicamentos como la Ritalín o Tramadol hasta cuatro veces por semana, pero con receta.

Algunas cajas de estas pastillas valen arriba de los 1,000 lempiras, "Ritalín es más recetado por psiquiatras, pero hay quienes sobrepasan su uso y es allí cuando el sistema nervioso se altera", dijo.

-Presión en aulas, durante internado y servicio social-

Jornadas exorbitantes de trabajo, largas horas sin comer y sin probar líquido son parte del día a día de los estudiantes de Medicina en las aulas de estudio, quienes realizan su internado y servicio social en los principales hospitales y centros de salud de Honduras.

Estudiar Medicina implica hacer muchos sacrificios, las ocho horas de sueño que recomiendan los mismos doctores para el funcionamiento correcto del cuerpo se transforman en una utopía prácticamente inalcanzable.

A los estudiantes de Medicina se les suele ver caminando somnolientos, en busca de galletas, café y sándwich o cualquier otro alimento que puedan comer con rapidez, ya que nunca tienen tiempo para sentarse a almorzar o cenar. Se las arreglan para vivir un suplicio que cuesta y dura ocho años con la esperanza de lograr tener un futuro mejor.

Espere la segunda parte: ¿Dónde y cómo los estudiantes de Medicina adquieren las pastillas de "la felicidad"?