Emprendedores: Fredy Paz, un sampedrano que transforma el cuero en arte

Las creaciones del emprendedor hondureño llaman la atención del mercado internacional.

El joven sampedrano Fredy Alexander Paz, un ejemplo de emprendedurismo.

Redacción.

Estaba escrito en el destino de Fredy Alexander Paz Ríos que su vida iba a girar en torno al oficio de la marroquinería. Su papá fue zapatero y su madre modista, pero ahora este joven sampedrano forja su propio camino como emprendedor del arte en cuero.

Hace cinco años el emprendedor hondureño tomó la decisión de fundar su propia empresa llamada "Xander", en la cual fabrica artículos en cuero: desde bolsos, carteras, billeteras, fajas, hasta chaquetas.

El forjador de 33 años de edad explica que la variedad en productos de cuero es muy amplia, por lo que puede desarrollar toda su creatividad al momento de diseñar alguna pieza.

El sampedrano está involucrado en cada uno de los pasos para la realización de todas las piezas de su línea "Xander". Desde la costura, hasta la aplicación del resistol para pegar los lienzos del cuero. Gracias a su emprendimiento también da trabajo a cuatro obreros que trabajan en su taller.

Fredy explica que el mayor reto como emprendedor es lograr la confianza de sus clientes y lograr hacer los contactos necesarios para evolucionar. "En nuestro país la gente es bien hermética, y no te suelen dar los contactos de personas que te puedan servir como proveedores" explica el artista del cuero.



"No hacer caso"

El decidido joven tiene un consejo para todos los emprendedores y es que recomienda "no hacer caso a los demás". Fredy Alexander Paz invita a los jóvenes a lanzarse y que crean en cada una de sus ideas.

"Todas las ideas son buenas, por muy raras que parezcan, siempre hay un mercado para cada producto", explica el egresado en la carrera de Administración de Empresas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

La calidad puesta en las piezas de "Xander" se traduce en que los productos realizados por Fredy Alexander se han exportado a países como los Estados Unidos, México, Costa Rica, España, Francia y Nueva Zelanda.

Actualmente el emprendedor expone las piezas de su línea en diversos cafés de la ciudad de San Pedro Sula y a través de las redes sociales (Instagram y Facebook) anuncia los lugares que estará visitando con su línea de artículos de cuero. Los clientes pueden hacer sus pedidos de forma online y son enviados hasta sus hogares.