Alegría por voz de hondureño en canción del grupo Coldplay

La historia de Agustín López Pacheco fue conocida por el grupo de música británico.

Orgullo. Emérita Guerra Pacheco dijo sentirse muy feliz por el reconocimiento internacional a su pariente.
Orgullo. Emérita Guerra Pacheco dijo sentirse muy feliz por el reconocimiento internacional a su pariente.

SIGUATEPEQUE.

A dos años de fallecido, Agustín López Pacheco, nacido el 5 de mayo de 1938 en Río Bonito, Siguatepeque, volvió a ser noticia en Honduras y ahora en el mundo.

El grupo musical Coldplay en su álbum Everyday life y su canción When I need a friend (Cuando necesito un amigo) incluyó la voz de Agustín.

López Pacheco, quien fue noticia en Honduras en 2011 al conocerse su historia de perseguir el sueño de construir un helicóptero en su casa en el barrio San Antonio, ahora es referencia mundial por haberse incluido un fragmento de su voz en la canción de Coldplay.

tc 20pais 251119 (2)(800x600)
2017. Agustín murió de circunstancias naturales.

El viernes pasado en la presentación de su nuevo álbum, el referido grupo entonó la canción When I need a friend con una duración de 2:39 minutos, en la que en el minuto 2:04 incluye la voz en español de Agustín que de forma textual dice: “Hombre mire, propiamente para toda la gente ha sido motivo de burla, porque todo mundo piensa que es una cosa imposible que es cuestión de locos, el problema es que todo es increíble y la gente no lo acepta”.

El texto fue extraído de una entrevista realizada a don Agustín cuando se refirió al aparato que había construido con sus propias manos al que él llamaba helicóptero.

El hecho causó admiración y orgullo entre los habitantes de Siguatepeque y sus alrededores que no salen de su asombro con la noticia, ya que para muchos solo se trataba de una leyenda urbana que ahora cobra vida con la nueva interpretación de Coldplay.

tc 20pais 251119 (1)(800x600)
Invento. Parte de lo que quedó del aparato que don Agustín López llamaba su helicóptero.

No lo valoraron

Emérita Guerra Pacheco, prima hermana de Agustín, dijo sentirse muy feliz por el reconocimiento a nivel internacional de su pariente, lamentando que mientras estuvo vivo nadie le dio ese tipo de valoración. “Era muy pobre, si hubiese aparecido esa persona que le llamó la atención lo que él hacía tal vez le hubiese ayudado a conseguir una beca porque esa era la ilusión de él, construir aviones, él soñaba hacer ese helicóptero”, aseguró.

Sobre de cómo pudo el grupo Coldplay conocer la historia de Agustín, Guerra recordó que un compañero de origen norteamericano de la iglesia de Los Santos de los Últimos Días, donde su pariente asistía, le hizo un reportaje de donde fue sacado el fragmento de la entrevista.

Miguel Ángel Márquez, vecino de Agustín, dijo que desde que tuvo uso de razón lo conoció, pero con el sobrenombre de Don Tin. “No es ninguna leyenda, es cierto, qué fin tuvo el helicóptero no le puedo decir, en su juventud él era un muchacho muy religioso, todo el tiempo pasaba en la iglesia, su oficio era zapatero”, rememoró.