Fuerzas Armadas y Policía piden a Evo Morales renunciar

Oposición entrega carta de renuncia para que la firme Morales en casa de gobierno en La Paz.

Morales convocó este domingo a nuevas elecciones.
Morales convocó este domingo a nuevas elecciones.

La Paz, Bolivia

Los jefes de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Bolivia pidieron el domingo al presidente Evo Morales que renuncie, en medio de protestas por su cuestionada reelección en los comicios del 20 de octubre en los que hubo irregularidades, según la OEA.

"Luego de analizar la situación conflictiva interna, pedimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad, por el bien de nuestra Bolivia", dijo el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general Williams Kaliman, ante la prensa.

Evo Morales: Un zorro político cercado por protestas y denuncias de fraude electoral

"Nos sumamos al pedido del pueblo boliviano de sugerir al señor presidente Evo Morales que presente su renuncia para pacificar al pueblo de Bolivia", declaró por su parte el comandante general de la Policía, general Vladimir Yuri Calderón.

Asimismo, Kaliman anunció que ordenó "operaciones militares aéreas y terrestres para neutralizar a grupos armados que se encuentran actuando fuera de la ley", en aparente alusión a los violentos ataques a buses de manifestantes opositores que viajaban hacia La Paz.

Morales convocó este domingo a nuevas elecciones, tras una auditoría de la OEA que detectó "irregularidades" en los comicios, pero su anuncio no conformó a líderes opositores que volvieron a exigir su renuncia en medio de tensiones crecientes y manifestaciones en las calles que causaron la dimisión de varios altos funcionarios.

Oposición entrega carta de renuncia

El líder regional opositor boliviano Luis Fernando Camacho entregó este domingo en la casa de gobierno de La Paz una carta de renuncia que pretende que firme el presidente Evo Morales y una Biblia, tal y como prometió hace unos días, observó un periodista de la AFP.

Acompañado de una multitud, Camacho ingresó a la vieja casa de gobierno de la Plaza Murillo junto al dirigente cívico de Potosí (sur) Marco Pumari, donde simbólicamente entregó la carta de renuncia para Morales y un ejemplar de la Biblia.

Camacho, líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz (este), y Pumari, y el abogado Eduardo León, se arrodillaron ante un enorme escudo boliviano en medio de un salón de la casa de gobierno, donde depositaron la carta y la Biblia, según una foto divulgada en las redes sociales.

El milenario texto cristiano se ha vuelto un inesperado protagonista del conflicto político Boliviano, desatado tras la cuestionada reelección de Morales en los comicios del 20 de octubre.

"No estoy yendo con las armas, voy con mi fe y mi esperanza; con una Biblia en la mano derecha y su carta de renuncia en mi mano izquierda", dijo en un masivo mitin el lunes pasado en la ciudad de Santa Cruz, feudo de la oposición.

Camacho ha dicho que quiere que Dios vuelva a la casa de gobierno, pues fue sacado por el presidente izquierdista indígena, en el poder desde 2006 y reelegido para un nuevo mandato el 20 de octubre, según el cuestionado escrutinio oficial.

Evo Morales, un zorro político cercado por protestas y denuncias de fraude electoral