Detienen a supuesto sicario que participó en masacre de mormones

Las autoridades mexicanas capturaron a un hombre en Chihuahua y lo responsabilizaron por el ataque a la familia LeBarón.

VER MÁS FOTOS
El detenido fue identificado como Pablo N, un supuesto narcotraficante que opera en el norte de México.
El detenido fue identificado como Pablo N, un supuesto narcotraficante que opera en el norte de México.

Ciudad de México.

La policía mexicana detuvo a un hombre armado acusado de supuestamente haber participado en el ataque contra la Familia LeBarón, en Sonora (México) que dejó nueve muertos el pasado lunes, informó el fiscal de Chihuahua, César Peniche Espejel.

Las autoridades afirmaron que el individuo es uno de los atacantes del grupo criminal que asesinó a tres madres y seis niños, incluidos dos bebés de seis meses de edad que fueron calcinados.

El hombre fue identificado únicamente como Pablo N, un supuesto narcotraficante que fue detenido en la comunidad de Agua Prieta, cerca de la frontera entre Estados Unidos y Arizona.



Las autoridades incautaron cuatro rifles de asalto, municiones y varias camionetas blindadas en el operativo.

El secretario de seguridad mexicano, Alfonso Durazo, informó que el ataque pudo ser el resultado de "una confusión" de grupos delictivos que se disputan el control de la región.

Pero Julián LeBarón, uno de los jefes de la comunidad y quien denunció el ataque el lunes, dijo que tras la reconstrucción de los hechos están convencidos de que fue un ataque directo contra las mujeres, que viajaban conduciendo cada una de ellas una camioneta con niños a bordo.

En el sitio de la masacre, el Rancho las Moras, en Bavispe, Sonora, miembros de la comunidad mormona observaban desolados los restos calcinados de una de las camionetas mientras que en otras dos se veían restos de sangre y vidrios y puertas destruidos por las balas.

En el vehículo calcinado fueron encontrados los restos de una mujer y cuatro niños pequeños, dos de ellos gemelos de menos de un año.

"Le abrieron fuego en cuanto (la camioneta) empezó a subir el cerro (...) suponemos que después de dispararles fueron a quemarlos", relató LeBarón, cuya familia suma unas 5.000 personas.

Otra de las mujeres atacadas "salió del vehículo y levantó los brazos y le dispararon a quemarropa", añadió con voz consternada LeBarón.

El cuerpo de la tercera mujer fue localizado dentro de la camioneta y bajo su regazo su hija de tres meses, que logró ser rescatada con vida.

Vea: Christina Langford, la madre que murió protegiendo a su bebé en masacre de mormones

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, estuvo en la tarde en la zona para coordinar las primeras investigaciones. "Cualquiera que sea el motivo es una atrocidad, es una cosa que México no puede permitir", dijo a la prensa.

Según autoridades, en la zona opera un subgrupo del cártel de Sinaloa, llamado Los Jaguares, que se disputa el territorio con otra célula criminal apoyado por carteles como el Jalisco Nueva Generación o La Línea.

Los LeBarón son parte de una comunidad de mormones acogida por México a finales del siglo XIX tras ser perseguidos en Estados Unidos por su tradiciones, en especial la poligamia.