Más noticias

Trabajadores hondureños ya podrán readecuar deudas en bancos

La Ley de Alivio de Deuda garantiza a los empleados que no pueden deducirles más del 60% de su salario. La tasa de interés de las deudas readecuadas oscilarán entre 14 y 17%.

En el futuro, la ley beneficiará a los empleados que les pagan con cheques.El empleador podrá escoger la institución que quiera para consolidar sus deudas.
En el futuro, la ley beneficiará a los empleados que les pagan con cheques.El empleador podrá escoger la institución que quiera para consolidar sus deudas.

TEGUCIGALPA.

El Poder Legislativo terminó de aprobar anoche la Ley de Alivio de Deuda, que permitirá la renegociación de préstamos a tasas que oscilarán entre 14 y 17% anual, a cerca de un millón de personas altamente endeudadas.

La ley que comenzó a diseñarse a inicios del presente año, como iniciativa del Poder Ejecutivo, cuenta con el apoyo de la empresa privada, de la banca y de un sector de los trabajadores.

El dictamen original contaba con 25 artículos, pero al final le agregaron otros dos, referentes a que el salario mínimo y las prestaciones sociales no pueden ser embargadas para efectos de pago de deuda y que los deudores no sean castigados en la central de riesgos por haber experimentado atrasos de pago.

La ley contó con una votación superior a los 120 votos en la mayoría de artículos. Para no atrasar la aplicación del decreto, los bancos, cooperativas y otros agentes financieros ya tienen listas sus plataformas para comenzar el proceso de readecuación de los créditos.

LEA: 10 datos sobre el proyecto de Ley de Alivio de Deuda para Trabajadores

Contrario a Ley de Tarjetas de Crédito, que fue aprobada unilateralmente por el pleno del Legislativo, imponiendo las tasas de interés, la presente ley se aplicará en un marco de competencia de todos los agentes financieros.

De acuerdo con la ley, las instituciones financieras deberán definir los plazos y la tasa de interés anual a aplicar, en base a sus políticas, productos de crédito y las condiciones de mercado, pero los analistas estiman que los réditos no pasarán de un 17%.

La parte toral del decreto se centra en la reducción de intereses y la extensión de plazos de pago.

Uno de los pilares fundamentales de la normativa es que las deducciones se harán por planilla, lo que reduce sustancialmente el riesgo de la no recuperación de los créditos y sirve de incentivo a la banca y otros agentes.

Tarjetas de crédito

La ley permitirá, asimismo, el refinanciamiento de deudas contraídas a través de tarjetas de crédito, que son las más onerosas del mercado, porque llegan hasta un 55% anual.

En su último informe oficial de 2018, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (Cnbs) registró un total de 955,619 deudores que debían al sistema financiero 361,772 millones de lempiras, producto de 2.4 millones de operaciones crediticias.

La discusión de la ley se reanudó luego de varios tuits que emitieron desde el Poder Ejecutivo, y que repercutieron en una respuesta inmediata del Legislativo, prometiendo que el debate sería reanudado ayer mismo.

Congreso Nacional
Sesiones. Los diputados aprobaron anoche la Ley de Alivio de Deudas.

Con la ley se pretende que a los trabajadores altamente endeudados les quede libre el 40% de su salario. La ley se aplicará a todos los trabajadores que tengan un salario, independientemente de su modalidad de contratación e historial crediticio.

Podrán aplicar los que reciben su salario a través del sistema financiero nacional o cualquier otra modalidad por planilla.

Según esta normativa, los deudores quedan liberados de la central de riesgos de la Cnbs, independientemente de su récord crediticio, el que deben cuidar después de que sean beneficiados por las readecuaciones de préstamos.

Liberación de salario

De acuerdo con los diseñadores de la ley, si un trabajador devenga un salario mensual de 10,000 lempiras y está pagando 6,000 en concepto de deudas, solo pagaría unos 4,000 lempiras, liberando de esta forma 2,000 lempiras para cubrir el gasto que desee. En el caso de una persona que tenga un salario nominal de 15,000 lempiras mensuales, y esté pagando deudas por un monto de 9,000 lempiras, solo pagaría alrededor de 6,000 lempiras, logrando una importante liberación de 3,000 lempiras.

Con la ley también se busca reactivar créditos destinados para la compra y mejoras de viviendas a tasas razonables.

Diputados del Congreso Nacional
Los artículos fueron sugeridos por el diputado liberal Mauricio Villeda y el nacionalista Carlos Ledezma.

La ley abarca también a personas que tengan créditos con prestamistas no bancarios, siempre y cuando estos estén registrados en el Servicio de Administración de Rentas (SAR).

La garantía principal de los beneficiarios de la ley será la deducción por planilla, pero en las negociaciones también podrán quedar en garantía otros bienes.

De acuerdo con la ley constituirán garantías de cumplimiento ante las obligaciones contraídas, el salario ordinario, horas extras, comisiones y bonificaciones devengadas mensualmente por el prestatario.

También las bonificaciones por vacaciones, la reserva laboral de capitalización individual, y otras que autorice el trabajador.

Una vez consolidadas las deudas, los trabajadores podrán hacer acopio de nuevos créditos, siempre y cuando no comprometan más del 40% de su salario.

En promedio, el 52% de los trabajadores tienen deudas formales, según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que fue presentada por el Ministerio de Trabajo.

De acuerdo con datos de este Ministerio, el promedio de los salarios mensuales de los empleados públicos es de 12,876 lempiras y el de los privados 6, 201 lempiras.

El secretario general de Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (Cuth), Joel Almendárez, dijo que la ley es buena si en el camino no le cambian las reglas. Almendárez dijo que para su organización el Gobierno tiene una doble intención, y se trata de ayudar al sistema financiero a recuperar millones de lempiras.

Uno de cada 2 trabajadores tiene deudas: Carlos Madero

La clave de la ley es extender los plazos de pago y reducir las tasas de interés para liberar parte del salario que tienen comprometido miles de trabajadores.

El monto que podrá liberar de su salario cada empleado dependerá del banco, la cooperativa u otro agente en el que decida aplicar para consolidar sus deudas.

Algo relevante de la ley es que obliga a los empleadores a efectuar las deducciones, y eso generará mejores condiciones para los préstamos.

Ya hay instituciones que han hablado de períodos de pagos que oscilan entre siete y diez años, y eso es bueno, porque significa que entre más largo sea el plazo, más dinero disponible le quedará al trabajador.

Esta ley tal como está diseñada generará una enorme competencia entre todos los agentes financieros y eso ayudará a reducir las tasas de interés.

Es muy importante tener presente que las tasa las fijará el comportamiento del mercado y la tendencia a la baja será mayor cuando las instituciones refinancien mayores volúmenes de crédito.

De acuerdo con las estadísticas cada uno de dos trabajadores del sector público tiene problemas de endeudamiento en un rango que va del 60 al 100% de su salario.

El problema de los trabajadores del sector privado es mayor porque el promedio de los salarios es inferior al de los empleados del Estado.

En el caso de los empleados privados no se sabe cuál es la relación de endeudados, porque no se cuenta con esa estadística, pero haciendo un parangón con los empleados públicos, es muy probable que el endeudamiento en la empresa privada sea de un 80%. Solo 1.8 millones de personas de los 3.9 que tiene la Población Económicamente Activa (PEA), trabaja en la empresa privada o pública.

Carlos Madero