Antropología confirma penosa realidad del Casino Sampedrano

El historiador Eliseo Fajardo confirma que el inmueble ha sufrido nueve modificaciones.Socios piden al Ihah agilizar decisión, y reconocen que inmueble es un sitio no deseable.

En un recorrido por el antiguo Casino se evidenció la necesidad de tomar decisiones acerca del lugar. Representantes del Ihah participaron en la visita.
En un recorrido por el antiguo Casino se evidenció la necesidad de tomar decisiones acerca del lugar. Representantes del Ihah participaron en la visita.

San Pedro Sula.

Representantes del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (Ihah) confirmaron la situación del antiguo Casino Sampedrano y el foco de contaminación en que se ha convertido.

Junto a socios del Casino, el historiador Eliseo Fajardo y empresarios del sector, los representantes del IHAH recorrieron el lugar y escucharon las inquietudes.

Rafael Carías, representante del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (Ihah), explicó que la Ley de Patrimonio Histórico especifica que su función es proteger el mismo, y es lo que tratan de hacer.

La postura del Instituto ha sido conservar el inmueble, intervenirlo y adecuarlo en este caso.Explicó que se reunirán con las personas que estuvieron en el recorrido para que presenten una nueva documentación al Instituto.

Carlos Kattan, en representación de la Sociedad del Casino Sampedrano, explicó que desde hace dos años han enviado las solicitudes correspondientes al Ihah para proceder a demoler, y están a la espera del dictamen del Instituto de Antropología e Historia.

“El Casino cerró porque cumplió su ciclo histórico, la ciudad se fue modernizando y el lugar carecía de parqueo, además la situación económica complicó las cosas”, dijo. “Hoy, parte de los 200 socios de este lugar queremos rescatar el centro de San Pedro Sula y queremos hacer un área que con la Plaza de las Banderas, el anfiteatro forme parte del Distrito Cultural que está conformando la Municipalidad”, aseguró el inversionista.

Fue claro que necesitan la autorización de Antropología e Historia, pero hay conceptos que hay que debatir y están dispuestos a realizar una remembranza histórica de lo que fue el Casino para que las nuevas generaciones conozcan.

“Nos preocupa que este lugar esté convertido en un sitio no deseable y que muchos lugares alrededor estén a punto de cerrar, por ello pedimos al Ihah buscar una alternativa”, detalló.

El historiador Eliseo Fajardo que estuvo presente en el recorrido explicó que la superficie del lugar se fue ampliando rompiendo el diseño original, y durante esa intervención sufrió nueve modificaciones para ampliar y eliminar seis construcciones que se fueron adhiriendo a la antigua.Fajardo es claro y propone que se empleen tres criterios para tomar una decisión: teórico-metodológico, patrimonial y el técnico-económico.

El patrimonial puede ser integrado, el técnico demuestra debilidad porque la estructura original ya no existe y prevalece el económico, por lo que recomienda integrar componentes arquitectónicos antiguos a la nueva edificación y establecer una sala didáctica museo-gráfica.

La insalubridad e inseguridad están a la orden del día.