Venezuela responde a El Salvador expulsando a diplomáticos de su territorio

Para la cancillería venezolana, el mandatario salvadoreño "asume oficialmente el triste papel de peón" de Estados Unidos.

El gobierno de Nicolás Maduro ordenó al cuerpo diplomático de El Salvador que deben abandonar el país en cuestión de horas.
El gobierno de Nicolás Maduro ordenó al cuerpo diplomático de El Salvador que deben abandonar el país en cuestión de horas.

Caracas, Venezuela

Venezuela ordenó la salida este domingo del cuerpo diplomático de El Salvador, en respuesta a la expulsión por San Salvador de los representantes de Caracas, en un nuevo conflicto internacional para el gobierno de Nicolás Maduro, enfrentado a una dura presión internacional para que abandone el poder.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, ordenó la noche del sábado al cuerpo diplomático venezolano abandonar el país en 48 horas, al ratificar su reconocimiento al líder opositor Juan Guaidó como mandatario encargado del país petrolero.

De esa manera El Salvador se une a más de 50 países que, liderados por Estados Unidos, presionan por la salida de Maduro y por que en su reemplazo asuma Guaidó, quien celebró en Twitter el "espaldarazo a la causa venezolana" de Bukele.

LEA. El Salvador expulsa a diplomáticos de Venezuela y EEUU aplaude decisión

"El gobierno de El Salvador expulsa al cuerpo diplomático del régimen de Nicolás Maduro, siendo coherente con las reiteradas declaraciones del presidente Nayib Bukele, en las que no reconoce la legitimidad del gobierno de Maduro", indicó la presidencia salvadoreña en un comunicado.

Aduciendo el "principio de reciprocidad" y tildando de "inaudito" el anuncio del gobierno de Bukele, Maduro declaró este domingo "personas non gratas" a los integrantes del cuerpo diplomático salvadoreño y les dio 48 horas para abandonar Venezuela.

Bukele señaló este domingo en su cuenta de Twitter que los diplomáticos salvadoreños que han sido expulsados por Caracas no fueron nombrados por su gobierno sino que fueron "funcionarios nombrados 100%" por el gobierno del expresidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), "a quienes llamaban sus amigos".

Para la cancillería venezolana, el mandatario salvadoreño "asume oficialmente el triste papel de peón" de Estados Unidos.

En su ofensiva contra Maduro, el gobierno de Donald Trump aplica una batería de sanciones que incluyen un embargo petrolero -sector que aporta 96% de los ingresos de Venezuela- y el congelamiento de los activos del país en Estados Unidos.