Más noticias

Alertan a sampedranos por estafa en venta de vehículos

Algunos vendedores tienen hasta cinco denuncias en su contra.

En lo que va del año, la DPI ha capturado a siete personas y han remitido 18 expedientes.
En lo que va del año, la DPI ha capturado a siete personas y han remitido 18 expedientes.

San Pedro Sula, Honduras.

Durante dos años, Mauricio Baquedano, un joven electricista, ahorró 5,000 lempiras mensuales ($200) de su salario con el fin de comprar su primer vehículo. Cuando finalmente tenía L120,000 (más de 4,800 dólares) decidió buscar asesoría de un amigo para lograr su objetivo.

El amigo le sugirió a una persona desconocida que supuestamente importa vehículos usados de Estados Unidos.

El supuesto vendedor le ofreció una camioneta año 2014 a un precio muy por debajo de la cantidad que se puede adquirir en la ciudad, pero le pidió que le depositara L100,000 (unos $4,000) como anticipo, a lo que el joven accedió.

18
personas ha remitido la Policía a la Fiscalía por este delito en lo que va de 2019 y actualmente tiene en su poder seis órdenes de captura.

Luego, el supuesto vendedor le dijo que el carro tardaría 15 días en llegar desde Estados Unidos. Pasado el lapso, el joven le preguntó al vendedor por el carro, a lo que este respondió que había sufrido un atraso en el papeleo. El joven esperó, pero al pasar 15 días más insistió. Siempre recibió la misma respuesta, que había un atraso en embarque. Han pasado cuatro meses desde que entregó el dinero y Mauricio sigue esperando el vehículo y su dinero tampoco ha sido devuelto.JG Recomendaciones compra de(1024x768)

Así como él, decenas de personas han sido afectadas por redes de estafadores que operan a sus anchas en San Pedro Sula y en otras ciudades importantes de Honduras.

Otras víctimas.

No solo los compradores son víctimas de esta red, también los vendedores inexpertos han sido estafados.

Otra forma de operar consiste en depositar en la cuenta bancaria del vendedor novato la cantidad negociada en un cheque, después el estafador le muestra el recibo del depósito al dueño del auto como muestra de pago y luego este, confiado, le entrega el carro.

120
Denuncias por estafa al momento de vender vehículos con cheques sin fondo recibió la Policía en 2018

Cuando la víctima desea retirar el dinero de la cuenta tres días después de estar en la cámara de compensación, en ese momento se da cuenta de que fue estafado, ya que el banco le notifica que la transacción fue hecha con un cheque sin fondos.

Esta modalidad de estafa ha disminuido, de acuerdo con las cifras dadas a conocer por la Dirección Policial de Investigación (DPI).

Los datos revelan que el año pasado la Policía recibió 120 denuncias por estafa, pero en 2019 solo se reportan 25, esto por las constantes operaciones de vigilancia y seguimiento que se realizan para combatir este delito y que han dejado un resultado de 25 carros recuperados, 18 personas remitidas a la Fiscalía por estafa y siete capturados solo en San Pedro Sula, indicó Marlon Lagos, jefe de la DPI en el Valle de Sula. “Muchos ciudadanos son víctimas de este delito, por ello le pedimos a la población que denuncie a los estafadores para que la Policía pueda hacer indagaciones más a fondo y dar con el paradero de estas personas”, expresó Lagos.

Contrario a los datos policiales, Heriberto Hernández, presidente de la Asociación de Vendedores de Vehículos y Repuestos y Accesorios (AVVRA), en San Pedro Sula, expresó que este delito va creciendo porque que no hay control sobre los vendedores de carros.

Hernández señaló que existen personas que tienen hasta cinco denuncias por este delito, pero por razones desconocidas no han sido arrestadas y solamente son obligados a devolverle el dinero a los afectados en cuotas bajas, lo que puede tardar hasta tres años en pagar.

El directivo de los vendedores recomendó a los ciudadanos que busquen personas o casas comerciales que tengan años de dedicarse al negocio, también que eviten entregar dinero por adelantado o, si lo hacen, que les den una garantía de que su dinero será devuelto.

En San Pedro Sula circulan más de medio millón de vehículos, el 85% de ellos son importados de segunda de Estados Unidos.