Gobierno hondureño lamenta la muerte de comisionado de Transparencia

José Alfredo Cantero Callejas fue encontrado sin vida ayer en la habitación 503 del edificio Golan Height Apartments, en la calle Choluteca de la residencial Altos de la Tepeyac.

Desde el 5 de junio de 2018 tenía el cargo de comisionado presidencial de Transparencia, con rango de secretario de Estado.
Desde el 5 de junio de 2018 tenía el cargo de comisionado presidencial de Transparencia, con rango de secretario de Estado.

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno hondureño lamentó en las últimas horas la muerte de José Alfredo Cantero Callejas (46), comisionado presidencial de Transparencia y destacó como "impecable trayectoria" su labor realizada como servidor público.

"José Alfredo Cantero Callejas fuen un hondureño destacado que luchó por construir una nación transparente, sostuvo una impecable trayectoria como servidor público y actualmente se desempeñaba como comisionado presidencial de Transparencia del Gobierno", cita un acuerdo de duelo extendido públicamente.

"Lasmentamos profundamente la desaparción física de José Alfredo Cantero Callejas, rogamos a Dios para que su familia enfrente este doloroso momento con el bálsamo de la resignación", agrega el escrito.

"Decretamos tres días de duelo sin suspensión de labores y entregar el presente acuerdo de duelo a sus padres don Ricardo Cantero y doña Emelisa Callejas", concluye.

La Policía investiga si el deceso fue por asfixia por inhalación de gases como helio y LPG, pues tenía conectadas dos mangueras cerca de sus fosas nasales y una bolsa negra en la cabeza.

familia.1179(1024x768)
Parientes del comisionado llegaron hasta las afueras del edificio donde yacía su cuerpo.

Además: Son 23,000 docentes que luchan por plazas

-Deceso-

Personas allegadas al exfuncionario dieron a conocer que hace un mes comentó que “ya no quería vivir”. Era una persona depresiva y estuvo en tratamiento psiquiátrico y psicológico, pero había abandonado el tratamiento.

La noche del miércoles, un grupo de parientes tenían una reunión familiar a la que estaba invitado Alfredo José Cantero a quien le llamaron en varias oportunidades y no contestó el teléfono.

Además, le enviaron mensajes de WhatsApp y les contestó con besos y corazones, sin imaginarse que horas más tarde lo iban a encontrar sin vida.

La noticia de su deceso causó consternación entre sus familiares, compañeros de trabajo y otras personas con quien el día anterior compartió.

La fiscal del Ministerio Público que llegó al lugar de la escena pidió el apoyo del Cuerpo de Bomberos para que hicieran pruebas para determinar la existencia de gases en el interior del apartamento.

Personal de Medicina Forense reconoció y levantó el cadáver y luego lo trasladaron a la morgue, posteriormente fue entregado a los familiares.