Más noticias

"El Cachiro" declara que los Valle planeaban matar a Juan Orlando Hernández porque "no les cumplió"

Dijo haberse enterado del plan en 2014 durante una reunión con los hermanos Arnulfo y Luis Valle, líderes del cartel Los Valle, en El Espíritu, Copán.

VER MÁS FOTOS
Los hermanos Luis Alonso, Miguel Arnulfo y José Inocente Valle Valle fueron extraditados a Estados Unidos.
Los hermanos Luis Alonso, Miguel Arnulfo y José Inocente Valle Valle fueron extraditados a Estados Unidos.

Nueva York, Estados Unidos

El exlíder del cartel de Los Cachiros en Honduras, Devis Leonel Rivera Maradiaga, aseguró este viernes en Nueva York que los líderes del cartel de los hermanos Valle querían asesinar al presidente del país, Juan Orlando Hernández, porque no les atendía al teléfono tras ayudarlo con su campaña.

Rivera Maradiaga es un testigo cooperante del Departamento de Justicia de EE.UU. en el juicio por narcotráfico contra el exdiputado hondureño Juan Antonio Hernández, hermano del actual presidente.

Dijo haberse enterado del complot en 2014 durante una reunión con los hermanos Arnulfo y Luis Valle, líderes del cartel Los Valle, en El Espíritu, Copán.

"Arnulfo dijo que le querían matar porque una vez salió presidente no les contestaba el teléfono después que le apoyaron en su candidatura", respondió el exnarco a preguntas de la Fiscalía, que ha abordado en el juicio en varias ocasiones la presunta participación del presidente en las actividades del narcotráfico.

Fotogalería: Quién es quién en el juicio contra Tony Hernández

Aseguró que no ayudó a los hermanos Valle en su plan porque ya para esa fecha cooperaba con la agencia estadounidense antidrogas (DEA, en inglés) y porque "nunca estuvo en mi mente matar al presidente de mi país".

Rivera Maradiaga también indicó que el abogado Reynaldo Ekónomo le transmitió que el presidente había escuchado rumores de que él y su hermano Javier querían asesinarlo, y este se comprometió a ayudarlo porque ese día se iba a reunir con Juan Orlando Hernández.

Ekónomo le dijo que lo llamaría entonces "para que aclarara la situación" y le pidió a cambio 20.000 dólares y la camioneta nueva que usaba para desplazarse por Tegucigalpa (capital del país).

Según el exnarco, Ekónomo cumplió su palabra y lo llamó cuando estaba con el presidente Juan Orlando Hernández, pero le explicó que estaba puesto el altavoz y este no hablaría con él, sólo escucharía.

"Líder, le estoy llamando para aclarar esos rumores, no crea lo que le han dicho, porque mi hermano y yo no hemos planeado matarlo", declaró Rivera Madariaga sobre su supuesta conversación con el mandatario de Honduras en 2014.

"Más bien, líder, mi hermano y yo le hemos estado apoyando para ser presidente" y después le mencionó una lista de pueblos donde le ayudaron para su elección, según su testimonio en la corte federal para el distrito sur de Nueva York, donde se realiza el juicio.

Ekónomo le indicó que "el líder", en referencia al presidente, lo había escuchado.

Rivera Maradiaga es uno de varios narcotraficantes que han cooperado con la Fiscalía para el distrito sur de Nueva York y está en una prisión de esta ciudad desde 2015, en espera de ser sentenciado.