Más noticias

Dan 8 años de prisión a expresidente del Colegio de Abogados de Honduras

Olvin Mejía Santos, culpable por apoderamiento de fondos privados de jubilaciones y pensiones.

El profesional del derecho Olvin Mejía Santos, expresidente del Colegio de Abogados de Honduras (CAH). Foto de archivo.
El profesional del derecho Olvin Mejía Santos, expresidente del Colegio de Abogados de Honduras (CAH). Foto de archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

El expresidente del Colegio de Abogados de Honduras (CAH), Olvin Mejía Santos, fue declarado culpable por el delito de apoderamiento de fondos privados de jubilaciones y pensiones del Instituto de Previsión del Profesional de Derecho.

Mejía Santos sufrirá una pena de 8 años de prisión y una multa por 11 millones de lempiras.

El Ministerio Público, a través de la Fiscalía Contra los Delitos Comunes (FEDCOM) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), logró en juicio oral y público un fallo de culpabilidad contra el imputado.

Este caso es la primera línea de investigación que se presentó por corrupción en ese instituto de previsión e inicialmente el Ministerio Público acusó por un concurso real de 191 delitos de apoderamiento de fondos privados de jubilaciones y pensiones, no obstante ante el criterio técnico del Tribunal, se analizará una eventual interposición del recurso de casación.

LEA: Procesan a Olvin Mejía y ocho más por el desfalco en el Colegio de Abogados

El Tribunal de Sentencia Anticorrupción condenó además al gerente general de ese instituto de previsión, Josué Argeñal Cerrato y al auditor interno Héctor Rodolfo Andino Maldonado, por el delito de apoderamiento de fondos privados de jubilaciones y pensiones, con una pena que oscila de ocho a 16 años de reclusión. En el caso del auditor interno culpable a título de cómplice necesario.

En el caso de Pastor Eliut Valladares, Oscar Reynaldo Casco, Francisco Arnulfo Valladares y Rossel Arturo Euraque López, fueron encontrados culpables por el delito de apoderamiento de fondos privados a título de cómplices, con una pena que podría oscilar entre cuatro y ocho años de prisión.

Según los antecedentes del caso, los agentes de tribunales presentaron requerimiento fiscal una vez que se concluyeron las investigaciones por parte de la agentes del Departamento de Investigación de los Delitos en Contra de la Administración Pública de la Atic, por las denuncias interpuestas ante sede fiscal, en el sentido que, los arriba descritos asumiendo diferentes posiciones dentro y fuera del Colegio.

Dato
Por decisión fiscal y dadas las denuncias formalizadas posterior a la práctica de la auditoría, se investigaron las juntas directivas del colegio en mención correspondientes a los periodos 2008-2010, 2010-2012.

Según la investigación, incurrieron en una serie de acciones dolosas en relación al manejo administrativo y financiero del Instituto de Previsión Social de Profesionales del Derecho, específicamente en lo relativo al seguro por muerte y otros beneficios de los afiliados, irregularidades detectadas a partir de una auditoría practicada en el año 2013.

De la investigación hecha por el Ministerio Público se pudo establecer para el caso, que personas ajenas, no causantes de agremiados, recibieron o se beneficiaron con el pago de cheques por seguro de muerte.

Según la pericia financiera, bajo procedimientos fraudulentos y en este orden de ideas se produjo un perjuicio de treinta millones, 255 mil, 807 lempiras con 35 centavos al patrimonio del Instituto de Previsión de Profesionales del Derecho.

Por este caso, el Ministerio Público aseguró una gran cantidad de bienes considerados de origen ilícito a los implicados, entre ellos al extinto presidente del CAH, Oscar García.