Más noticias

Proponen liberar a 5,000 reos con penas menores a cinco años

Los expedientes de los reos beneficiados serán analizados por el Comité Interinstitucional de Justicia Penal.

Colapso. La mayoría de las cárceles del país están sobrepobladas.
Colapso. La mayoría de las cárceles del país están sobrepobladas.

TEGUCIGALPA.

Al menos 5,000 reos en la cárceles hondureñas, podrían recuperar su libertad antes de que finalice 2019.

La directora general del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Rosa Irene Gudiel Ardón, detalló que los privados de libertad que pueden salir de la cárcel son aquellos condenados a penas iguales o menores de cinco años de prisión y que hayan cometido delitos como hurto.

Gudiel Ardón se reunió con los miembros de la Comisión Interinstitucional de Justicia Penal para analizar los expedientes de al menos 5,000 internos, comenzando por 500 que se encuentran en la Penitenciaría Nacional de Támara, la cual será el centro piloto de este proyecto iniciativa del INP. La Comisión Interinstitucional de Justicia Penal está integrada por el Poder Judicial a través de la Defensa Pública, Juzgados de Ejecución, Unidad de Antecedentes Penales, Ministerio

Público, Procuraduría General de la República (GPR) e INP, entre otros.

Además en el Congreso hay un anteproyecto de reforma para beneficiar a reos con enfermedades en fase terminal

La directora del INP reveló que en conjunto con el Poder Ejecutivo se “ha venido trabajando en un plan de trabajo para excarcelar a todos los privados de libertad que tienen derecho a los beneficios que les confiere la ley, tanto a las personas que están condenadas como a las que se encuentran en condición de procesados y que sus delitos no exceden una pena de cinco años.

Sostuvo que este proyecto permitirá descongestionar el sistema penitenciario.“Ahorita tenemos como guía o centro piloto la Penitenciaría Nacional de Támara que es el centro con mayor población penitenciaria, iniciando con 500 privados que ya se encuentran condenados por delitos no graves y cuya pena no excede los cinco años”.

Además de estar condenados, los reos deben cumplir otros requisitos como buena conducta, participar en programas de educación y reinserción, contar con estudio sicológico y sociológico.