Más noticias

Acribillan a un pastor dentro de su carro en San Pedro Sula

La víctima fue identificada como Ismael Díaz Cedillo, pastor de una iglesia en el sector El Carmen.

VER MÁS FOTOS
Dentro de este automóvil quedó el cuerpo del pastor sampedrano.

San Pedro Sula, Cortés.

Un pastor evangélico fue ultimado a balazos esta mañana frente a un centro educativo situado en la residencial Villas del Campo, sector Los Castaños.

La víctima fue identificada como Ismael Díaz Cedillo, de unos 48 años, quien tenía alrededor de 25 años de dirigir la iglesia Asambleas de Dios, en El Ocotillo, sector El Carmen.

Información preliminar indica que el líder evangélico se desplazó hasta el lugar para dejar a su tercera hija, la menor, en un centro educativo.

Cuando la estudiante ingresó a la escuela, un sujeto en motocicleta se acercó al automóvil donde estaba Zedillo, quien tenía la compuerta cerrada, así como el vidrio, en ese momento sacó su arma, le apuntó desde afuera y le disparó en reiteradas ocasiones.

Lea también: Pruebas toxicológicas a los tres hermanitos y su padre estarán en dos o cuatro semanas

Para el victimario no fue suficiente disparar desde afuera del vehículo, abrió la compuerta y le infirió más balazos con el objetivo de asegurarse que no quedara con vida. Tras lograr su cometido, se dio a la fuga hasta ahora con rumbo desconocido.

pastor 3(1024x768)
El carro en el que se transportaba Díaz Cedillo quedó en las afueras de la institución educativa.

"Lo que aquí se dice es que el asesino esperó que su hija bajara y entrara a la institución, para poder matarlo, se escucharon unas ocho detonaciones. En la zona hay cámaras de seguridad, lo que puede ser vital para ubicar al responsable de este hecho", dijo un vecino.

Israel Zedillo vestía una camisa cuadriculada, pantalón de tela y faja de color café, el automóvil tipo turismo, de color blanco y placas HAO 4512, en el que se conducía, quedó con las luces intermitentes encendidas y su cuerpo yacía totalmente ensangrentado en su interior.

A la residencial llegaron miembros de la Policía Nacional para acordonar la escena del crimen. Asimismo, efectivos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para indagar por qué le quitaron la vida y quién está detrás de este hecho violento.

También llegaron pastores y miembros de su congregación, quienes lamentaron profundamente la irreparable pérdida de Zedillos. Por su parte, Medicina Forense del Ministerio Público (MP) procedió a levantar el cuerpo con base a ley.