Más noticias

Alexander Ardón menciona al "Tigre" Bonilla en el juicio contra Tony Hernández

Según Alexander Ardón, Tony Hernández habló con el jefe de la Policía de la región de Copán Juan Carlos "el Tigre" Bonilla para una operación.

VER MÁS FOTOS
Juan Carlos 'Tigre' Bonilla fue director de la Policía Nacional desde mayo del 2012 hasta diciembre del 2013.
Juan Carlos 'Tigre' Bonilla fue director de la Policía Nacional desde mayo del 2012 hasta diciembre del 2013.

Nueva York, Estados Unidos

El exalcalde de El Paraíso, Copán, Alexander Ardón, testigo en el caso por narcotráfico contra Tony Hernández, mencionó en su declaración al exdirector de la Policía de Honduras, Juan Carlos "Tigre" Bonilla.

El exlíder del cartel de los "AA" aseguró que el acusado ordenó el asesinato de dos traficantes en 2011 y en 2013 y también que el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) usó el Ejército para proteger a narcos.

Ardón, que se entregó a la justicia el pasado marzo, aseguró que en 2011 surgieron problemas en la región de Copán, en la que él era el máximo responsable político de la localidad de El Paraíso, con otro narcotraficante identificado como Franklin Arita.

Cuando Ardón informó a "Tony" Hernández de que el problema con Arita era que este no permitía el paso de los cargamentos de droga a través del territorio que controlaba con destino a Guatemala, Hernández dijo que lo mataría.

""Tony" Hernández me dijo que había que asesinar a Arita", declaró el testigo, que se ha declarado ante la Fiscalía estadounidense culpable de narcotráfico y de asesinar a 56 personas.

Para ello, según explicó Ardón, Juan Antonio habló con el jefe de la Policía de la región de Copán Juan Carlos "el Tigre" Bonilla y después "Tony" le confirmó que Arita había sido asesinado.

El "Tigre" Bonilla dijo la semana anterior que nunca tuvo una relación de confianza con Tony Hernández. “Rechazo categóricamente esa relación de confianza que dicen que yo tenía; nunca fungí como director (de la Policía Nacional) al ser presidente Juan Orlando Hernández”, indicó.

Ardón también indicó que en 2013 llamó a Hernández para decirle que un socio suyo identificado como "El Chino", que era el responsable de recibir unos helicópteros propiedad de Hernández, cargados con cocaína, había sido arrestado.

En la conversación, Hernández le dijo a Ardón que había que matar a "El Chino" porque tenía información sobre los aparatos, cada uno de los cuales podía transportar hasta un máximo de 350 kilogramos de cocaína.

El que fuera alcalde de El Paraíso se mostró de acuerdo y llamó a otro de sus socios, Wilter Blanco, para que matara al "Chino", que fue asesinado poco después.

En su testimonio, en el que dibujó un cuadro de Honduras cercano a un narcoestado, Ardón también relató que en 2012 Porfirio Lobo envió a Copán unos 120 militares armados con fusiles M16 y M60 además de con bazookas, para protegerle de un narcotraficante rival, Jairo Orellana.

Ardón explicó que en ese año, el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, con quien trabajaba para el traslado de la cocaína, le dijo que Jairo Orellana le había robado un cargamento en Guatemala y que pretendía hacerse con el control de toda la zona fronteriza entre Guatemala y Honduras.