Más noticias

Juan Orlando Hernández niega haber recibido dinero del Chapo Guzmán

El exalcalde hondureño Alexander Ardón contó hoy en una corte de Nueva York que presenció una reunión donde el Chapo Guzmán entregó un millón de dólares a Tony Hernández para la campaña de su hermano.

VER MÁS FOTOS
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este lunes que las declaraciones de Alexander Ardón sobre la entrega del Chapo Guzmán de un millón de dólares a Tony Hernández para la campaña política, "no tiene el más mínimo sentido".

"En todo caso lo que sí ha tenido Alexander Ardón es odio y deseos de venganza en mi contra. No puede ser agradecimiento bajo ningún punto, por eso que está declarando lo que dice, sin pruebas", declaró Juan Orlando Hernández en conferencia de prensa.

"Ya él también se confesó asesino de decenas de personas. Qué tipo de persona puede ser esa", recordó.

El exalcalde hondureño Alexander Ardón contó hoy en una corte de Nueva York que presenció una reunión en 2013 donde el Chapo Guzmán entregó un millón de dólares en efectivo al exdiputado Tony Hernández, acusado de narcotráfico en Estados Unidos, para la campaña de su hermano, el actual presidente de Honduras.

"Cualquier acusación que Juan Orlando Hernández como candidato o Presidente haya recibido o aceptado dinero del Chapo de manera directa o indirecta es 100 % falsa, absurda y ridícula. Es una locura como la de Alicia en el país de las Maravillas", aclaró.

Durante su testimonio en el cuarto día del juicio por narcotráfico al exdiputado Juan Antonio "Tony" Hernández Alvarado en una corte federal de Manhattan, Ardón aseguró al jurado que el acusado le ayudó a traficar entre 30 y 40 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre 2010 y la detención de Hernández en noviembre de 2018.

Ardón, de 43 años y conocido también como "Chande" o "AA", dijo haber participado en el asesinato de 56 personas y en torturas, contó asimismo que el acusado poseía armas de alto calibre, inclusive una AR-15 con cañón recortado y hasta una M60, y que le dijo que esta última "traspasaba los carros blindados".