Más noticias

Una confusión en Facebook provocó que hombre envenenara a sus hijos

Familiares de Eduardo, Maynor y Óscar, y pobladores de la comunidad La Fortuna en El Corpus, Choluteca, les dieron ayer cristiana sepultura.

Fotografías en vida de los tres niños muertos en El Corpus, Choluteca.
Fotografías en vida de los tres niños muertos en El Corpus, Choluteca.

Choluteca, Honduras.

Una conversación en la red social de Facebook hace dos meses desencadenó una tragedia pasional.

Tres hermanitos se convirtieron en las víctimas de los celos de su padre, quien se descontroló cuando le dijeron que su mujer se había casado con otro hombre en España. Ella viajó hace dos años al país europeo para buscar un mejor futuro para sus niños y para su esposo que residían en la comunidad La Fortuna, en El Corpus, Choluteca.

Sin embargo, los tres niños fueron envenenados por su progenitor y después de eso se quitó la vida al estar cegado por los celos.

Óscar Efraín Blanco (de 30 años) les dio veneno y luego él lo tomó. Los niños son Eduardo Blanco (de 11), Maynor Blanco (de 9) y Óscar Blanco (de 6).

Sépalo
Óscar Efraín Blanco, padre de los tres niños, laboraba como agricultor en una plantación de ocra en la zona sur del país.

Celos. Hace dos meses, Yohana Elizabeth Maradiaga Zepeda (de 27), mamá de los niños, actualizó su perfil de Facebook.

LEA: "Hijos míos...No sé cómo voy a poder vivir sin ustedes": madre de menores envenenados por su padre

En el apartado que corresponde a su situación sentimental ella colocó “Casada”.Eso fue malinterpretado por una prima de ella que le comentó: “Que sea muy feliz”.

Ante la felicitación, Yohana respondió: “Gracias, prima, pero no me he casado aquí (España)”.
Prima: “¿Cómo? Y ahí (estado) no dice pues que ya se casó”.

Yohana: “No usted, fue que puse que soy casada nada más”. “Pero no es cierto, si ya estoy casada con el padre de mis hijos”.

Prima: “Vaya pues, qué bueno entonces, pues discúlpeme. Por ser sacona y meterme en lo que no me interesa”.

Yohana: “No pasa nada, prima, no me he casado con nadie aquí porque estoy casada en Honduras”, se lee en los comentarios del perfil de Elizabeth Zepeda que ayer fue eliminado.
Al parecer una vecina le mostró a Óscar Blanco el cambio del estado sentimental de su esposa en Facebook y le dio a entender que ella ya se había casado y que lo traicionó.

Esto provocó un desequilibrio mental y emocional en el hombre que tomó la fatal decisión de conseguir el veneno para hacer sufrir a Yohana asesinando a sus hijos la noche del viernes.
Horas antes de cometer el crimen, el hombre se fue a despedir de su madre, quien está interna en el Hospital del Sur por una enfermedad, contó don Carlos Maradiaga, abuelo de las infortunadas criaturas.

Lea también: Investigan muerte de joven embarazada en el Catarino Rivas

Conmoción

La sociedad hondureña lamenta la muerte de los tres niños.

Los abuelos maternos, demás familiares y pobladores de La Fortuna, le dieron ayer cristiana sepultura a los tres cuerpos. Ellos lloran esa tragedia y aseguran que se dio por un “chisme”, pues ella en ningún momento le falló a su marido.

Se trató de hablar con la madre de los niños a través de Facebook, pero no se obtuvo respuesta. El padre de los pequeños fue enterrado en Tapaire, Choluteca, de donde era originario.

muertito.28(1024x768)
La noticia generó mucho dolor entre los vecinos de El Corpus.
“Pasó por un episodio de locura”

TEGUCIGALPA. Para el psiquiatra Javier Uclés, el padre de los niños atravesó por un momento de locura originado por la furia y por los celos.

“Los homicidios combinados con suicidios han aumentado y hay una novedad que es la migración, se ha vuelto otro factor del suicidio”, comentó el especialista. Agregó que el suicidio nunca será una solución, más bien es una complicación.

“Es una pena lo que ha sucedido, lo que este señor hizo es algo que nadie debe hacer”, dijo el doctor tras señalar que el Estado no está haciendo nada por resolver la vinculación de la migración con el suicidio porque no se toman medidas preventivas. “El hombre pasó en ese momento por un episodio de locura, perdió el control de sí mismo, se enloqueció”, comentó.

Agregó que él quería vengarse de su mujer por los chismes que le llegaron. Uclés anunció que esta semana desarrollarán un congreso para abordar estas problemáticas y buscar soluciones.