Más noticias

Bernie Sanders sale del hospital tras sufrir infarto

El precandidato presidencial confirmó que sufrió un infarto al miocardio el pasado miércoles.

Sanders fue hospitalizado el pasado miércoles tras sufrir un infarto. Pese a su delicado estado de salud, participará en el debate presidencial del próximo 15 de octubre.
Sanders fue hospitalizado el pasado miércoles tras sufrir un infarto. Pese a su delicado estado de salud, participará en el debate presidencial del próximo 15 de octubre.

Nueva York, Estados Unidos.

Bernie Sanders, precandidato demócrata para las presidenciales de 2020 en Estados Unidos, fue dado de alta este viernes del hospital donde fue ingresado tras sufrir un "infarto al miocardio", según el diagnóstico de sus médicos.

Sanders, de 78 años, anunció el miércoles que suspendió su campaña tras una intervención quirúrgica por una arteria bloqueada, que este viernes sus médicos tratantes revelaron que se trataba de un infarto al miocardio.

"Después de presentarse a una unidad externa con dolor en el pecho, al senador Sanders se le diagnosticó un infarto al miocardio. Él fue transferido de forma inmediata al Centro Médico Hospital de Desert Springs", dijeron los facultativos Arturo E. Marchand Jr., y Arjun Gururaj en un comunicado.



Sanders - que perdió en 2016 las primarias del Partido Demócrata contra Hillary Clinton - se ubica actualmente tercero en las encuestas nacionales sobre intención de voto en las primarias demócratas, con un 16,8%, según el promedio del sitio web Real Clear Politics.

En un comunicado, Sanders agradeció a los médicos, las enfermeras y a los empleados del hospital por sus excelente cuidados.

Vea: Migrantes piden compensación a Trump por separar a niños en frontera

"Después de dos días y medio en el hospital, me siento fantástico y después de tomarme un breve tiempo de descanso, espero con ansias volver al trabajo", indicó en un comunicado.

El miércoles Sanders agradeció en Twitter "los buenos deseos de todos" para su recuperación, aprovechando la ocasión para enfatizar la necesidad de instaurar la atención médica universal en Estados Unidos, uno de los temas centrales de su campaña.