Más noticias

JOH dice confiar en la Justicia de EEUU tras juicio de Tony Hernández

Víctor Hugo Díaz Morales, "El Rojo", aseguró haber sido socio de Tony Hernández.

El miércoles, en el primer día del juicio, el fiscal de Nueva York Jason Richman aseguró que Juan Orlando Hernández recibió millones de dólares en sobornos de narcotraficantes a cambio de protección, incluido del capo mexicano Joaquín 'Chapo' Guzmán.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este jueves sobre el juicio por narcotráfico que enfrenta su hermano en Nueva York y que enloda también su trayectoria política que confía en la imparcialidad de la justicia de EE.UU. y que estos días estarán llenos de "alegaciones absurdas basadas en mentiras".

"Confiamos en la imparcialidad y seriedad de la justicia norteamericana, que se podrá separar la fantasía de la verdad y podrá dirigir el juicio de manera acertada para evitar que se convierta en un linchamiento público sin aplicación real del derecho", indicó Hernández en un mensaje "al pueblo hondureño y la comunidad internacional" desde la Casa Presidencial en Tegucigalpa.

El gobernante enfatizó que "estos días estarán llenos de alegaciones absurdas, basadas en mentiras, en odio, en la fantasía, dirigidas no a respaldar hechos, sino a ganar titulares en los medios de comunicación".

Juan Antonio Hernández enfrenta un juicio, que inició el miércoles en Nueva York, donde la Fiscalía aseguró que tiene evidencia de un testigo de que Juan Orlando Hernández y su familia recibieron dinero del narcotraficante mexicano Joaquín el "Chapo" Guzmán, lo que fue negado desde la Casa Presidencial en Tegucigalpa.

"En los próximos días, tal como sucedió ayer en un juzgado de Nueva York, se van a desprender una serie de historias casi novelescas provenientes de narcotraficantes, que ven en este juicio contra mi hermano la oportunidad ideal de atacar a la persona responsable de que hayan sido extraditados y estén encarcelados en prisiones de máxima seguridad en Estados Unidos", recalcó el presidente.

Señaló además que el juicio contra su hermano "se convertirá sin duda en una tribuna para que estos criminales busquen vengarse y, como se dice popularmente, puedan 'sacarse el clavo' con la persona responsable de que sus imperios de crimen y violencia se hayan terminado, y que los hizo pasar de ser amos y señores de enormes regiones del país, a verse reducidos a vivir confinados en un espacio no mayor de dos por dos metros".

Hernández se preguntó "¿quiénes son los más interesados en desacreditar y desestabilizar al único gobierno que ha atacado al narcotráfico, que ha enfrentado a los policías corruptos y que se ha ido de frente contra el crimen organizado?".

"Paradójicamente, son los que hoy se presentan como testigos", enfatizó el presidente, quien asumió su primer mandato el 27 de enero de 2014, y fue reelegido en noviembre de 2017 en unos comicios generales en los que la oposición asegura que hubo "fraude".

"Nadie debe sorprenderse de las barbaridades que digan estos delincuentes que fueron capaces de atropellar la libertad y la vida de miles de personas durante años. Cómo no van a ser capaces de decir lo que sea con tal vengarse y beneficiarse en la reducción de sus penas y otros privilegios como darles acceso a los recursos que obtuvieron bañando de sangre al pueblo hondureño", añadió.

También indicó "qué valor va a tener frente a un tribunal declaraciones de este tipo de personas, con motivaciones sucias, más que desquitarse de quien es el responsable de su actual y estado de privación de libertades y de sus bienes".

Hondureños extraditados a Estados Unidos

El mandatario reiteró que en su Gobierno han sido extraditados a Estados Unidos 24 narcotraficantes, mientras que otros se vieron obligados a entregarse en ese país porque sabían que las autoridades hondureñas iban por ellos y caerían.

"Como consecuencia de nuestra política y accionar, lo que recibí de ellos son amenazas a muerte y hasta varios atentados fallidos contra mi vida, que fueron descubiertos y expuestos no sólo por nuestros entes de seguridad y justicia sino también por agencias de investigación de Estados Unidos como el FBI y la Embajada Americana aquí en Honduras", expresó Hernández.

En su opinión, por lo visto, de la calidad de los testigos en el juicio contra su hermano, puede adelantar que sus declaraciones "estarán llenas de señalamientos infundados, declaraciones fantasiosas y tácticas para ganar en la disputa mediática, lo que no podrán obtener en una sentencia de un juicio justo".

Narco hondureño.9(800x600)
El narcotraficante Víctor Hugo Díaz Morales declaró hoy en el juicio contra Tony Hernández.

Añadió que tal como escribió el miércoles en la red social Twitter, "algunas de las declaraciones de estos narcotraficantes colindan con lo absurdo, parecen cuentos de Alicia en el País de las Maravillas. Sólo falta que en algún momento digan que vieron a Pablo Escobar resucitar para contribuir a la campaña política", suya.

Hoy, en el segundo día del juicio contra Juan Antonio Hernández, el narcotraficante Víctor Hugo Díaz Morales, testigo de la Fiscalía de Nueva York y que cumple condena en EE.UU., aseguró que dio 40.000 dólares para la campaña para diputado de 2005 de Juan Orlando Hernández, actual presidente de Honduras.

En la audiencia de hoy en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Díaz Morales, alias "el Rojo", que lleva 17 meses en prisión por narcotráfico tras un pacto con el Gobierno de EE.UU., también involucró en su declaración al diputado Juan Carlos Valenzuela sobre presuntos pagos para facilitar el tráfico de drogas en Honduras.

"El Rojo" declaró ante las preguntas de la Fiscalía refiriéndose al encausado, Juan Antonio Hernández: "Me pidió 40.000 dólares; el pago sería para la campaña de elección que su hermano estaba teniendo a diputado del Congreso de la República".

De esta forma, "El Rojo" acusa de cobros ilegales a Juan Antonio Hernández, de quien dijo que le comentó que ese dinero serviría para obtener conexiones más importantes y de poder. EFE