Más noticias

En dos años, la banda del Negro invirtió L4 millones en bienes

Desde la cárcel, el supuesto cabecilla José Jeremías Hernández continuaba dando órdenes Uno de los hombres de confianza compraba bienes y los conservaba.

Juzgados. De lavado de activos y asesinatos están acusados los supuestos miembros de la banda del Negro, quien está preso.
Juzgados. De lavado de activos y asesinatos están acusados los supuestos miembros de la banda del Negro, quien está preso.

SAN PEDRO SULA.

Los pagos que recibía Noé Jeremías Hernández Cantarero, alias el Negro, por asesinatos por encargo los invertía en bienes junto con miembros de su banda, según las investigaciones de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic).

Hernández Cantarero inició con sus acciones delictivas alrededor de 2010, conformando una estructura criminal denominada la banda del Negro que operaba en el corredor de Choloma a Puerto Cortés.

La banda comenzó con acciones de sicariato y luego se dedicó a las extorsiones, venta y distribución de drogas y tráfico de personas a Estados Unidos. Poco a poco las ganancias las fueron invirtiendo en propiedades y sociedades mercantiles.

Operación

La Atic junto con la Fiscalía Contra el Crimen Organizado en la operación Minerva les aseguró 37 bienes a varios de los presuntos integrantes de la estructura criminal.

En la operación también fueron capturadas 11 personas por lavado de activos, asociación ilícita y asesinatos.

Acusados
Los detenidos en la operación Minerva fueron enviados ayer a prisión.

-César Sánchez Alemán
-Elsa Lourdes Sánchez
-Lourdes Alemán
-Javier Galeano
-Lorenzo Mejía
-Claudia Gálvez
-Edin Vásquez
-Maynor Mejía
-Esrlan Pavón
-Carlos Bardales
-Florencio Hernández
-Carlos Yánez

También está acusado Marvin Adonay Sánchez (prófugo), quien según el requerimiento fiscal en su contra era el encargado de la logística de la banda y de adquirir los bienes y conservarlos.

A Sánchez le capturaron a su esposa y dos familiares más y ayer fueron enviados a prisión por lavado de activos.

A los otros miembros de la banda, la Fiscalía de Delitos Contra la vida les imputa varios asesinatos.

Cabecilla

Noé Jeremías Hernández Cantarero, el sindicado cabecilla de la banda, está preso por otros asesinatos.

Entre las muertes que le imputan está la del abogado José Enrique Reyes Coto, asesinado el 8 de diciembre de 2013 en un centro bailable de la aldea Río Chiquito, de Choloma.

El Negro fue capturado el 25 de julio de 2015 luego que supuestamente participara en el asesinato del comerciante Wilson Aladino Pinto Chichilla en Quebrada Seca. La Atic vincula a la banda del Negro a 17 asesinatos, ocurridos de 2017 a 2019.

Afirman que los miembros de la organización recibían órdenes de Noé Jeremías Hernández Cantarero desde la Penitenciaría Nacional de Támara, adonde inspeccionaron tres módulos en busca de indicios.

Lavado. Por órdenes del Negro, Marvin Adonay Sánchez con miembros de su familia invirtieron dinero en tres empresas, vehículos y viviendas.

Entre las empresas está una casa de empeños llamada La Confianza, Inversiones AS y Novedades Shalom, instaladas en la aldea Bijao. En la misma zona aseguraron la residencia de dos plantas de Sánchez.

La acusación presentada ante el juzgado con jurisdicción nacional establece que Marvin Sánchez y su familia adquirieron en bienes muebles e inmuebles y en derechos reales de 4,438,045.17 lempiras desde 2017 a la fecha.

La familia tenía las sociedades mercantiles, viviendas así como vehículos a su nombre, que según al Fiscalía no tienen justificación lícita, por lo que ahora tienen la medida de aseguramiento. Ayer en la audiencia de imputado, los 11 detenidos fueron enviados a prisión.