Más noticias

Aseguran bienes a la banda del Negro en Choloma

Según la Fiscalía, los acusados adquirieron bienes con dinero producto de la venta de droga. El supuesto cabecilla está preso desde 2015, pero seguía ordenando asesinatos desde Támara.

Las acciones son parte de la operación Minerva que dejó dos casas y vehículos asegurados.
Las acciones son parte de la operación Minerva que dejó dos casas y vehículos asegurados.

CHOLOMA.

Una abarrotería, una vivienda y vehículos fueron parte de los 37 aseguramientos de bienes hechos a presuntos miembros de la banda del Negro dedicada a extorsiones, sicariato, tráfico de drogas y lavado de activos.

Además fueron capturadas 11 personas en los diferentes allanamientos en contra de sospechosos ligados a la estructura criminal. Anoche informaron que habían decomisado más de 216,000 lempiras.

Las acciones fueron parte de la operación Minerva de la Fiscalía Contra el Crimen Organizado y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) con el apoyo de la Policía Militar, en la que hicieron 34 allanamientos en busca de miembros de la banda.

34 casas fueron allanadas en varias aldeas ubicadas en la carretera que de Choloma conduce a Puerto Cortés para lograr las capturas

Equipos se desplazaron en las comunidades de Nisperales, Puente Alto, Baracoa, Bijao, Río Blanquito, Río Nance y Quebrada Seca, lugares donde opera la banda, según las investigaciones.

Jorge Galindo, portavoz del Ministerio Público, informó que el cabecilla de la estructura criminal es Noé Jeremías Hernández Cantarero, quien está preso por varios asesinatos.

Indicó que Hernández Cantarero fue capturado en 2015, pero desde la Penitenciaría Nacional de Támara seguía dando órdenes, por lo que ayer fueron inspeccionados tres módulos de la Penitenciaría.

rr minerva 120919 5(800x600)
También fueron detenidas 11 personas.

El 25 de julio de 2015, Hernández Cantarero fue detenido por el asesinato de Wilson Aladino Pinto Chinchilla, ocurrido en la aldea Quebrada Seca.

Según se conoció desde el 30 de abril de 2014, la Fiscalía presentó una acusación en contra de Hernández Cantarero por la muerte del abogado José Enrique Reyes Coto, ocurrida el 8 de diciembre de 2013 en la aldea Río Chiquito, Choloma.

En marzo de 2017 también fue asesinado el coordinador del Programa Vida Mejor en Puerto Cortés, Wilfredo Díaz, y en los asesinatos está ligada la banda del Negro.

La Fiscalía vincula a la estructura criminal, que opera en el corredor de Choloma a Puerto Cortés, con unas 13 muertes violentas ocurridas entre 2017 y 2019, entre ellas tres mujeres.

rr minerva100 120919(800x600)
Noé Jeremías Hernández Cantarero fue detenido en 2015.

Capturados. En los diferentes allanamientos fueron capturados Elsa Lourdes Alemán y César Adonay Sánchez Alemán por lavado de activos; Javier Alberto Galeano Mejía por asociación ilícita y el asesinato de Raúl Melgar Roque. También Lorenzo Mejía Caballero por los asesinatos de Héctor Jesús Altamirano y Wilfredo Díaz. A Edin Vásquez Fernández, Claudia Xiomara Gálvez, Maynor Josué Mejía y Esrlan Edison Pavón los acusan de asociación ilícita.

A Florencio Hernández, papá del supuesto cabecilla de la banda, lo detuvieron por la tenencia de un arma de fuego, al igual que a Carlos Dubón Bardales.Otro de los detenidos fue Carlos Eduardo Yánez Lemus, por los asesinatos de Xiomara Ramos, Ramón Roque y Ramón Montes, así como por asociación ilícita.

Cementerio. Los agentes de la Atic también cavaron en un predio del sector de Río Blanquito en busca de cuerpos que estarían enterrados.

Las investigaciones señalan que la banda del Negro ha enterrado unas cinco víctimas en la zona, pero ayer no habían encontrado rastros de los cadáveres.

Fiscales señalan que la banda había adquirido viviendas, predios, así como vehículos en la zona de Choloma, con dinero de la venta y distribución de drogas y de otros ilícitos.
Dos de las residencias serán aseguradas al igual que vehículos porque no tienen justificación legal.

rr minerva 120919 3(800x600)
Con 13 muertes violentas en la zona de Choloma y Puerto Cortés vinculan a la banda del Negro, por lo que agentes de la Atic excavaron en un predio donde podrían estar enterradas víctimas.