Más noticias

Por crisis de la Enee, empresas financian sus propios sistemas eléctricos

Los empresarios y expertos aseguran que hay inversiones nacionales y extranjeras detenidas en San Pedro Sula.

Labor. Cuadrillas de la Enee trabajan en una subestación instalada en el bulevar del este. Fotos: Franklin Muñoz
Labor. Cuadrillas de la Enee trabajan en una subestación instalada en el bulevar del este. Fotos: Franklin Muñoz

San Pedro Sula.

Debido a la falta de capacidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) para abastecer del servicio eléctrico a nuevos proyectos, muchas inversiones nacionales y extranjeras están detenidas en San Pedro Sula.

El crecimiento de la ciudad en los últimos años ha sido muy favorable en los ámbitos comercial y residencial; sin embargo, la Enee no ha tenido la misma evolución y continúa operando con las mismas subestaciones y los circuitos saturados.

Actualmente, los panoramas son dos: inversiones que no se llevan a cabo porque la estatal no puede garantizarles el servicio; y segundo, son empresas que se atreven e invierten en sus propios sistemas eléctricos, aunque esto maximiza el costo de la obra, y la Enee les retorna esa inversión por medio del débito en la factura del consumo de energía mensual.

Plan de rescate
A raíz de la grave situación financiera de la Enee, que supera los L60,000 millones en deudas, el Gobierno y el sector privado acordaron un plan de rescate que contempla 8 puntos. Este plan fue clave para logran la firma de un acuerdo stand by con el FMI. El plan establece la implementación de 1) la Ley General del Sector Eléctrico, 2) Revisión de contratos, 3) La recuperación de deudas, 4) Refinanciamiento de la deuda, 5) reducción de pérdidas, 6) mejora de la calidad del servicio, 7) Eficiencia energética y 8) Una comisión de seguimiento.

Menotti Maradiaga, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio de Honduras (Fedecamara), dijo que es inadmisible que por falta de inversiones en el sistema eléctrico los hondureños estén sufriendo constantes apagones, como en el interior del país en donde pobladores se quedan por más de ocho horas sin el servicio y no se ejecuten proyectos nacionales y extranjeros porque la estatal no tiene la capacidad.

“Ellos (la Enee) se están encargando de detener la inversión extranjera y nacional en las ciudades más importantes y en el interior del país, lo cual evita un bienestar económico y social.

Además
Enee es la encargada de la distribución de energía y del sistema de alumbrado público, que también es deficiente.

Como presidente de la Fedecámara he estado insistiendo en que la Enee es el principal obstáculo que tiene el Gobierno para poder atraer inversión”, dijo Maradiaga. La venta de plantas eléctricas se ha disparado por el deficiente servicio que presta la Enee; pero esto también encarece los costos de producción y operación.

“Hay empresas que están alquilando plantas generadoras, pero es muy caro. Un proyecto que se está desarrollando se atrasó cinco meses porque la Enee no podía garantizarles la energía.

Tuvieron que invertir para traer la energía de los centros de distribución costeándolo ellos”. Para Maradiaga es necesaria la transparencia en los fondos que recibe la Enee y que sean invertidos en la distribución de la energía. “No les están dando mantenimiento a los centros de distribución y no están creando nuevos centros de distribución”, insistió.

kb-doble (2)(800x600)
"La Enee no está invirtiendo y está atrasando el desarrollo del país porque está deteniendo las
inversiones": Menotti Maradiaga, presidente de la Fedecámara

Otro caso es el complejo de Altia Smart City que se está desarrollando con nuevas inversiones, pero para llevarlas a cabo el Grupo Karim’s tuvo que hacer desembolsos en la parte de energía, ya que sobre todo en el noroeste las subestaciones y circuitos están saturados.

“Para poder fortalecer la parte energética del parque hicimos una inversión para mejorar nuestra conexión. Ahora estamos conectados a dos subestaciones y nosotros hicimos una ampliación en una de las subestaciones”, comentó Katia Yacamán, vicepresidenta de la División de Bienes Raíces del grupo.

Colapso de la Enee

Salomón Ordóñez, asesor de energía, manifestó que por la crisis financiera que atraviesa en los últimos 10 años, la estatal ha perdido la capacidad de invertir en nuevos proyectos de líneas de distribución y subestaciones, que están dando mayor problema en San Pedro Sula por su crecimiento. “La solución es el involucramiento de inversiones del sector privado, ya sea como lo están haciendo las empresas por su propia cuenta o por medio de contratistas privados que construyen las líneas, las financian y posteriormente las cobran a sus clientes”.

Ordóñez detalló que las líneas de distribución en las subestaciones están saturadas y otras están obsoletas.

“La Enee reconoce las inversiones (que hacen las empresas), pero en un período largo, no es inmediato, sino que toma hasta siete años reparar esas inversiones. El problema es que hay empresarios que no quieren hacer ese gasto y a veces la inversión es muy grande. Hay inversiones aquí que están paradas porque son de mucho dinero”, enfatizó. A su juicio, la solución más viable es que empresas privadas presten el servicio y lo cobren a sus clientes, porque así la estatal no se tendría que seguir endeudando con los abonados que construyen sus propios sistemas.

kb-doble5-070919(800x600)
“Definitivamente la crisis de la Enee manda una mala señal al inversionista extranjero. No tienen capacidad financiera”: Salomón Ordóñez, asesor de energía

Al contrario de otros puntos de vista, Martín Mayorquín, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles, opina que la empresa de energía tiene que construir nuevas subestaciones para garantizar las nuevas obras.

“Si la institución que dirige la energía en Honduras no está saneada, no va a poder trabajar y no podrá hacer las inversiones necesarias para que la oferta y la demanda de energía tengan un equilibrio”, analizó Mayorquín.

Grevil Caballero, de la Enee, reconoció que no pueden desarrollar los sistemas de energía en los proyectos privados que están surgiendo. “Ellos (empresarios) construyen las líneas, los circuitos con supervisión de la Enee, nosotros hacemos los diseños y supervisamos la construcción y luego ellos solicitan la devolución de esas inversiones”, detalló.

kb-doble12-070919(800x600)
El Grupo Karim’s está desarrollando millonarias inversiones en el parque inteligente Altia y ampliará el centro comercial Altara. Para esto tuvieron que hacer sus propias inversiones en la subestación de la Enee de las que les abastecen de energía. Otro proyecto que tuvo que hacer lo mismo fue el Century Business.

Aunque Caballero aseguró que el tiempo de devolución que se hace por medio de la deducción en la tarifa mensual del consumo de energía se hace en un promedio de 24 a 36 meses, empresarios contradicen afirmando que el tiempo de retorno de inversión tarda años. La Ley de Industria Eléctrica permite las inversiones privadas en caso de que la Enee no pueda hacer las inversiones.

“No hay dinero para hacer inversiones en los circuitos de distribución, por eso se hace uso de la Ley de Industria Eléctrica.

Hay que potenciar las subestaciones viejas y construir nuevos circuitos. Tenemos problemas en el noroeste y sureste porque toda esa zona es de industria y bodegas”, concluyó.

Pérdidaseneee(1024x768)