Más noticias

Dorian arrasó todo en ábaco y Gran Bahama

El huracán impactó las Bahamas en categoría 5 y demolió el norte del archipiélago.

Residentes relatan que huelen los “cuerpos en descomposición” en Marsh Harbour.
Residentes relatan que huelen los “cuerpos en descomposición” en Marsh Harbour.

Marsh Harbour.

Las autoridades de Bahamas siguen buscando ávidamente supervivientes tras el paso del huracán Dorian, que causó al menos treinta muertos y daños catastróficos en parte del archipiélago atlántico con el tiempo en contra por el temor de que haya un problema de salud pública.

“Hay que estar preparados para el número de muertos y para el sufrimiento humano que va a suponer” este huracán para el país, advirtió el ministro de Salud, Duane Sands. Además reconoció que la catástrofe está aumentando la presión sobre un sistema sanitario anterior al paso del huracán que ya estaba debilitado. En este sentido, recordó que, por ejemplo, el hospital Princesa Margarita situado en Nueva Providencia ya tenía problemas de capacidad antes de la tormenta.

LEA: Dorian en Carolina del Norte, Bahamas busca supervivientes

Dato
La Guardia Costera de EEUU y la Marina Real británica transportaron sobrevivientes y suministros a medida que las inundaciones retrocedían.
cr-dorian3-090919(800x600)
Marsh Harbour en la isla de ábaco: el 25 de octubre de 2018 y el 5 de septiembre de 2019.

A su vez, advirtió que mucha del agua en el subsuelo podría estar contaminada debido a los desbordamientos, letrinas destruidas, cañería rotas y los restos de animales muertos por el paso de Dorian.

El propio primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, ha advertido que lo ocurrido supone “una devastación para toda una generación”.

Desolación.

El huracán más poderoso que jamás haya golpeado a las Bahamas arrasó las Islas Ábaco y la Isla Gran Bahama, aplastando barrios enteros y destruyendo importante infraestructura, incluidas las pistas de aterrizaje del aeropuerto y un hospital.

Cientos, si no miles, siguen desaparecidos en el país de 400,000 habitantes y las autoridades dicen que es probable que la cifra de muertos se dispare a medida que se descubran más cuerpos en las ruinas y las inundaciones.

cr-dorian6-090919(800x600)
Los cuerpos de socorro se desplazan en las zonas afectadas en busca de víctimas.

“Hueles los cuerpos en descomposición mientras caminas por Marsh Harbour”, dijo Sandra Sweeting, de 37 años, en medio de los restos de Gran Ábaco.

Desesperados por comida, agua y refugio, los sobrevivientes del huracán ya reciben ayuda mientras equipos de rescatistas buscan más cuerpos entre los escombros de las casas.

El jefe de personal médico del único hospital público en funcionamiento de Bahamas dijo que el número de muertos sería “asombroso” y que se necesitarían dos camiones refrigerados de 12 metros para los cuerpos que se espera encontrar.

70,000
personas (prácticamente toda la población de Gran Bahama y ábaco), necesitan asistencia, según funcionarios de socorro de la ONU. Dorian, que a su paso por este archipiélago estaba clasificado como un huracán de categoría 5, redujo a escombros sus hogares y destruyó sus medios de subsistencia.
cr-dorian5-090919(800x600)
Imágenes del paso de dorian por el archipiélago

“Hemos pedido muchas bolsas para cadáveres”, dijo la doctora Caroline Burnett-Garraway en una entrevista en el Hospital Princess Margaret en Nasáu, la capital del país. “Procesar a todos los muertos llevará semanas”, agregó.

Escepticismo.

Miles quedaron sin hogar en Gran Bahama y ábaco, y la magnitud de la devastación ha dejado a muchos preguntándose si ábaco, en particular, podrá reconstruirse. “La isla de ábaco es como un pueblo fantasma”, dijo Mark Duvinie, un residente de Marsh Harbour, la ciudad más grande de la isla, donde vivían 15,000 personas. “Sin electricidad, sin agua, sin nada”.

“Sinceramente, creo que Abaco está acabada”, dijo Thaah Hepburn, otro residente de Marsh Harbour. “Absolutamente todo está destruido”. “No creo que nadie vaya a invertir aquí”, agregó.

Haida Guillaume, otra residente, fue un poco más optimista. “Nada es imposible, pero la recuperación tomará mucho tiempo”, dijo.

cr-dorian6-090919.1(800x600)
Cayo Green Turtle tras el paso de Dorian, este cayo forma parte de la isla ábaco. Marsh Harbour, también en esta isla, luce totalmente en escombros.

Los esfuerzos de socorro se intensificaron desde el viernes, pero se vieron obstaculizados por daños en las pistas del aeropuerto y la caída de las comunicaciones. Algunos residentes de ábaco expresaron su frustración por las largas esperas por comida y refugio y la evacuación a otras islas. “Estamos atrapados por ahora”, dijo David Bienami de Marsh Harbour. “Tenemos planes de mudarnos pero no sabemos cuándo”, lamentó.

Pese a la ayuda internacional, especialmente del Reino Unido, Estados Unidos y países vecinos, algunas partes de Islas Ábaco y Gran Bahama no han recibido visita de esa cooperación extranjera y la frustración podría hacer mella.