Más noticias

Piden intervención para frenar destrucción en parques nacionales

Varios incendios han destruido en el lapso de siete días más de 100 hectáreas de bosque húmedo en el refugio de vida silvestre.

Siembra de palma, el principal problema
Siembra de palma, el principal problema

Tela.

Organizaciones ambientalistas de Tela señalan a los cultivadores ilegales de palma aceitera y a funcionarios como responsables de la destrucción progresiva y sistemática de las zonas protegidas del municipio de Tela en Atlántida.

En los últimos diez años, con mayor celeridad que en décadas anteriores, las zonas núcleos de los parques nacionales Jeanette Kawas, Punta Izopo y Punta Sal han perdido cobertura vegetal a causa de la invasión de la palma aceitera y otras actividades agrícolas. Las organizaciones Amigos de los Arrecifes de Tela (Amatela), Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (Prolansate) y la Comisión Municipal Ambiental han efectuado inspecciones y presentado denuncias, pero no han logrado parar nada.

LEA: La palma aceitera devora más bosques de Honduras

JF Isopo5 070919(800x600)
Desastre ambiental en parques nacionale.

“Llevamos décadas peleando con un monstruo de mil cabezas, han quemado centenares de manzanas para sembrar palma africana (aceitera), han titulado tierras de forma amañada con el apoyo de funcionarios públicos corruptos, han invadido el área núcleo de los parques nacionales y con esto están dañando la flora y fauna, la poca que nos queda en Tela. Han reducido la capa vegetal, tenemos fotos satelitales que lo demuestran”, denunció Francois Ligeard, directivo de esas organizaciones y presidente de la Comisión Municipal Ambiental.

En entrevista con LA PRENSA, Ligeard dijo que han presentado denuncias ante el Ministerio Público, “pero son pocos los resultados obtenidos por falta de una política de Estado verdadera de la protección de los parques nacionales, decretados áreas protegidas por el Congreso Nacional”.

JF Isopo1 070919(800x600)
Los incendios, en su mayoría provocados, sirven para despejar zonas fértiles adonde se siembra palma africana.

“La única forma para parar la destrucción de todos los parques nacionales de Honduras es mediante una intervención. El presidente de la república debe nombrar una comisión para que investigue las causas, quiénes están detrás de estas invasiones, titulaciones ilegales, incendios, quiénes están destruyendo la fauna y flora de Honduras”, dijo.

Ligeard cree que “detrás de todo esto hay interés, hay dinero, hay una planificación” porque ha observado “un avance de los cultivos de palma africana (aceitera”), y, según él, “pareciera que hay luz verde de alguna institución para la tala indiscriminada”.

Aclaró que las organizaciones ambientalistas de este municipio no están en contra del cultivo de palma aceitera con tal de que los inversionistas y agricultores practiquen esta actividad en las áreas permitidas por la ley.

“Estamos perdiendo la lucha contra este monstruo de mil cabezas, cuando estamos actuando en un lado, nos meten motosierra o están quemando en otro lado. Nosotros no tenemos los recursos suficientes debido a que hay una política débil del Estado para proteger el medioambiente”, lamentó.

JF Isopo6 070919(800x600)
Más de cien hectáreas han sido presa de las llamas en la última semana, denuncian ambientalistas.