Más noticias

"La voz de él no la van a callar": hermana de Quinta Estrella, asesinado en San Pedro Sula

El artista hondureño Ángel Sabillón murió junto a dos productores musicales en una balacera ocurrida en la colonia Jardines del Valle. 

VER MÁS FOTOS
Ángel Sabillón tenía muchos proyectos dentro del mundo musical.

San Pedro Sula, Honduras.

Familiares y amigos del reguetonero hondureño Ángel Sabillón, conocido artísticamente como Quinta Estrella y que fue asesinado en la tarde de ayer miércoles en Jardines del Valle, velan sus restos en una funeraria de la ciudad en medio de la conmoción y tristeza. Mañana viernes le darán sepultura.

"Nos quedan tantos recuerdos, cuando pequeño yo cantaba canciones y él componía, nos divertíamos mucho, era muy amable, quien lo conoció se llevaba una impresión enorme", dijo su hermana Melany Tróchez.

El artista hondureño fue asesinado junto a su mánager y productor musical Omar Alexander García y el también productor Gabriel Alexis Amaya.

Los familiares de Sabillón piden a las autoridades investigar el crimen porque no se explican esta tragedia.

"La voz de él no la van a callar, seguirá en nuestros corazones", dijo Tróchez al recordar que uno de los sueños de su hermano era convertirse en un cantante profesional y a nivel internacional y lo estaba logrando.

VEA: Quién era Quinta Estrella, el reguetonero asesinado en San Pedro Sula

Sabillón era el único varón de cuatro hermanos. Su muerte generó muchos comentarios en las redes sociales.

Cómo ocurrieron los hechos

El ataque fue ayer a eso de la 1:30 pm en la cuarta calle, segunda etapa de la populosa colonia, a pocos metros de las nuevas instalaciones de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

El equipo artístico se conducía en un carro tipo camioneta azul, Ford Escape, con placas HAI 5684, cuando fueron interceptados por tres vehículos, de donde se bajaron varios hombres vestidos de policías, quienes después de acribillarlos abrieron el carro y de la parte trasera bajaron un paquete.

Según agentes policiales que llegaron a la escena, los tres hombres intentaron escapar de sus atacantes, porque dos de ellos quedaron tirados en la calle y el otro en una acera frente a una vivienda.

Juan Francisco Turcios, jefe policial en la zona norte, aseguró que están trabajando en las investigaciones, pero ya manejan varias hipótesis como un ajuste de cuentas. “Al parecer a las víctimas las estaban esperando entre ocho a diez hombres que vestían uniformes similares a los que usan miembros de cuerpos de seguridad nacional, por lo que activamos un cierre de ciudad para tratar de capturarlos”.