Más noticias

Demandan a gobierno de Trump por la norma que busca rechazar inmigrantes legales con bajos ingresos

Las autoridades podrán determinar si el inmigrante se ha convertido en una "carga pública" y luego cancelar su estatus migratorio legal.

La nueva norma reducirá la cantidad de inmigrantes legales en EEUU. Foto: EFE/Archivo
La nueva norma reducirá la cantidad de inmigrantes legales en EEUU. Foto: EFE/Archivo

Los Ángeles, Estados Unidos.

Dos condados de California presentaron una demanda contra la nueva normativa del gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, que facilitará el rechazo de inmigrantes legales con bajos ingresos y que acceden a programas de ayuda pública en el país.

La primera demanda, que ha sido presentado por los condados de San Francisco y Santa Clara, alega que la nueva norma empeorará la salud y el bienestar de sus residentes, y también impactará en la economía de los condados.

Esta regla "facilita ir de manera injusta contra inmigrantes que son trabajadores y que cumplen con la ley mientras siembra miedo y confusión en nuestras comunidades", dijo en un comunicado Dennis Herrera, fiscal de la ciudad de San Francisco.

Además: Patrulla Fronteriza de EEUU disparó gas pimienta a mexicanos

El Gobierno del presidente Donald Trump anunció el pasado lunes una norma que reduce la cantidad de inmigrantes legales a los que se les permite ingresar y residir en el país, al facilitar el rechazo de las solicitudes de las "tarjetas verdes" o de algunos visados.

fiscal de la ciudad de san francisco(600x300)
"Facilita ir de manera injusta contra inmigrantes que son trabajadores y que cumplen con la ley mientras siembra miedo y confusión en nuestras comunidades".
Dennis Herrera, fiscal de la ciudad de San Francisco.



Bajo esta nueva regla, un inmigrante legal que vive en Estados Unidos será definido como "carga pública" si recibe "uno o más beneficios públicos designados" durante más de 12 meses en un período de 36 meses.

Las autoridades podrán determinar si el inmigrante se ha convertido en una "carga pública" para la Administración, es decir, si "depende principalmente" de la asistencia de los fondos públicos para subsistir, y luego cancelar su estatus migratorio legal.

De acuerdo al Gobierno, la regulación entrará en vigor a partir del próximo 15 de octubre.

La nueva medida, no obstante, no afectará a los refugiados, asilados y víctimas de violencia doméstica y tráfico de personas que residen en Estados Unidos.

EEUU defiende estrategia para rechazar inmigrantes legales con bajos ingresos

El director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU (USCIS, por sus siglas en inglés), Ken Cuccinelli, defendió la nueva normativa para facilitar el rechazo de inmigrantes legales con bajos ingresos y que acceden a programas de ayuda pública en el país.

"Nuestra normativa evita que los extranjeros que puedan convertirse en una carga pública vengan a Estados Unidos o que se queden aquí y obtengan una 'green card' (permiso de residencia permanente"), subrayó Cuccinelli en una rueda de prensa en la Casa Blanca el lunes pasado.

El Gobierno del presidente Donald Trump anunció a inicio de esta semana una norma que reduce la cantidad de inmigrantes legales a los que se les permite ingresar y residir en el país, al facilitar el rechazo de las solicitudes de las "tarjetas verdes" o de algunos visados.