Más noticias

EEUU apoya evaluar a la Maccih y pide no debilitarla

Lawrence Gumbiner, encargado de negocios de la Embajada de EEUU, dijo que es "esencial" que el mandato de la Maccih "continúe".

Foto de archivo de directivos de la Maccih.
Foto de archivo de directivos de la Maccih.

Tegucigalpa, Honduras

Estados Unidos dijo este martes que no se opone a la evaluación ordenada por el Gobierno de Honduras al trabajo realizado por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en el país (Maccih) pero matizó que la misma no debe utilizarse para debilitarla.

El encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Honduras, Lawrence Gumbiner, dijo que es "esencial" que el mandato de la Maccih, que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), "continúe" en el país.

"No me opongo a una evaluación independiente de (la) Maccih, pero no puede usarse como excusa para finalizar/debilitar la organización", subrayó el diplomático estadounidense.

Destacó que la Maccih, instalada en 2016 en Honduras, tiene "un fuerte respaldo bipartidista en nuestro Congreso".

El convenio de creación de la Maccih fue suscrito en enero de 2016 por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

2020
La Maccih se creó con un convenio para que actuara durante un periodo de cuatro años, por lo que dejará de operar en enero de 2020 si el Ejecutivo hondureño no accede a renovar su mandato.

La Maccih es la primera iniciativa de la OEA para combatir la corrupción en un Estado miembro y se creó con un convenio para que actuara durante un periodo de cuatro años, por lo que dejará de operar en enero de 2020 si el Ejecutivo hondureño no accede a renovar su mandato.

La Misión y el Ministerio Público de Honduras han logrado en los últimos años "avances importantes" en la investigación penal relacionada a redes de corrupción a través de la creación de la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic).

La Maccih y la Ufecic han trabajado, según un comunicado de la Misión divulgado la semana anterior, "conjuntamente para judicializar" trece casos en los tribunales y en "más de 20 líneas de investigación pendientes de judicializar”.

El Gobierno de Honduras solicitó en julio pasado a la OEA evaluar el trabajo de la Maccih a través de una misiva enviada a Almagro, previo a decidir si el país renueva el mandato de la iniciativa instalada en 2016.

Diversos sectores, entre ellos la Embajada de Estados Unidos, han instado al Gobierno y a la OEA a renovar el mandato de la Maccih para que siga colaborando con el Ministerio Público en la investigación de casos de corrupción.

Su último vocero, el brasileño Luiz Guimarães Marrey, dejó el cargo a finales de junio tras sustituir al exministro peruano Juan Jiménez.

Jiménez renunció en febrero de 2018 tras asegurar que el secretario de la OEA no le estaba apoyando en su cruzada contra la corrupción en Honduras. EFE