Más noticias

Sector eléctrico urge la ejecución del plan integral de rescate

La incorporación a tiempo completo de Marlon Tábora en la coordinación del Gabinete Económico es fundamental para implementar estrategias que reestructurarán al sector

En octubre de 2018, diferentes sectores del país firmaron un acuerdo para la reforma del sector eléctrico.
En octubre de 2018, diferentes sectores del país firmaron un acuerdo para la reforma del sector eléctrico.

San Pedro Sula, Honduras.

El acuerdo para la reforma del sector eléctrico hondureño firmado en octubre de 2018 es una muestra que el Gobierno, finalmente, entendió que este es el principal problema de Honduras.

En ocho acciones fijas, el convenio marca las pautas que tomará el sector eléctrico para alcanzar su estabilidad y sostenibilidad en los siguientes tres o cuatro años, según prevén las partes firmantes del mismo.

El Gobierno, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (Ahpee), Empresa Energía Honduras (EEH) y la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) llegaron al acuerdo, producto de las deliberaciones en el marco del Diálogo Nacional, con el fin de buscar una solución integral a la problemática del sector.

Las medidas van encaminadas a la reforma integral del sector eléctrico, la revisión de contratos, la recuperación de deudas de la Enee, el refinanciamiento de la deuda de la Enee, la reducción de pérdidas, la mejora de la calidad del servicio, la eficiencia energética y el nombramiento de una comisión de seguimiento representada por las instituciones signatarias del acuerdo.

Acuerdo para la reforma del sector eléctrico
1

Reforma integral
del sector eléctrico

Incluye la implementación en forma definitiva de la Ley General de la Industria Eléctrica, modificar la estructura de la Enee, fortalecer la Cree y fomentar el mercado eléctrico.

2

Revisión de contratos

La renegociación de los contratos con los generadores de energía, la renegociación con EEH, la revisión de todos los contratos aprobados y por aprobar, aún sin operación y procesos de licitación eficiente para precios más competitivos.

3

Recuperación de deudas de la Enee

Elaboración de un plan de pago para que sea el Gobierno quien dé el ejemplo, poniéndose al día con toda la deuda existente con la Enee, y la colocación de medidores prepago en todas sus dependencias.

4

Refinanciamiento de la deuda de la Enee

Implica el refinanciamiento de la deuda de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) que vence a corto plazo y mediano plazo.

5

Reducción de pérdidas

Intensificar las medidas para la reducción de pérdidas y garantizar el cobro justo para todos los usuarios del servicio de energía eléctrica.

6

Mejora de la calidad del servicio

A través de la mejora y ampliación de la red de transmisión y distribución para las zonas que siguen enfrentando problemas de suministro y la reducción en tiempos de interrupción del servicio por parte de EEH.

7

Eficiencia energética

La ejecución del programa Honduras Brilla, que sustituye lámparas de sodio y mercurio por led, y profundizar en las campañas para el uso de equipos eficientes o de bajo consumo de energía y educar a los consumidores en el ahorro.

8

Comisión de seguimiento

Nombrar una comisión que esté representada por todas la instituciones signatarias del acuerdo para la reforma del sector eléctrico.

La incorporación a tiempo completo de Marlon Tábora en la coordinación del Gabinete Económico, tras su renuncia como embajador de Honduras en Estados Unidos el mes pasado, es fundamental para la implementación del acuerdo.

Empresa privada y productores de energía están pendientes de los detalles y los mecanismos que permitirán la ejecución del acuerdo. A la vez, han expresado su apoyo al plan de rescate del sector eléctrico nacional, que fue presentado al Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar a un nuevo acuerdo stand-by en mayo pasado.

Al rescate.

Obstáculos históricos tales como la falta de coordinación, poca voluntad política, la politización de las decisiones claves del subsector eléctrico, la división interna del subsector, los problemas de gobernanza y el nulo conocimiento de la Ley General de la Industria Eléctrica por parte de los tomadores de decisiones, tanto del sector público como privado, han frenado las posibilidades de que Honduras cuente con un sistema eléctrico competente.

Con el plan de rescate, las partes involucradas esperan la reestructuración del sector eléctrico en un proceso integral y gradual que a su vez permitirá incrementar la transparencia.

La iniciativa incorpora la restitución de la institucionalidad del subsector eléctrico, el control y la reducción de pérdidas, la participación activa en el programa de eficiencia energética y el fortalecimiento de la gobernanza del subsector eléctrico.

Asimismo, apoyar el análisis de sobrecontratación de los contratos de compra de energía, (PPA, por sus siglas en inglés).

También la renegociación de contratos en su condición de agentes de mercado y la consolidación y actualización de la deuda con agentes de mercado.

Para la restitución de la institucionalidad, el Gabinete Económico es consciente que debe retomarse el camino de la implementación eficiente, oportuna y en el menor tiempo posible de la Ley General de la Industria Eléctrica que fue aprobada en 2014, y que desde entonces sigue sin consolidarse.