Más noticias

Por error, seis sicarios habrían matado a dueño de un vivero en Tegucigalpa

Victimarios andaban vestidos como agentes de DPI, dicen testigos.

Jimy Matute Flores.Era propietario de un vivero en El Zamorano.
Jimy Matute Flores.Era propietario de un vivero en El Zamorano.

TEGUCIGALPA.

Matamos al equivocado” le habría dicho uno de los sicarios a otro después de quitarle la vida a un joven emprendedor la madrugada de ayer en una zona residencial de la capital de Honduras.

El crimen se produjo alrededor de las 2:00 am cuando un grupo de hombres armados ingresó por la fuerza en una vivienda en la residencial Altos del Trapiche, en el este de la capital.

Los seis sujetos andaban vestidos con indumentaria igual a la utilizada por los agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y con chalecos antibalas.

Rompieron el portón después de varias patadas y golpes con los fusiles. Al estar dentro de la casa subieron a la segunda planta y tras someter a los que la habitaban encontraron a Jimy Alberto Matute Flores, el jefe de hogar en dicha casa.

Equivocado. Los criminales agarraron a los niños y a la compañera de hogar de Jimy Matute y los llevaron para la estancia de abajo de la casa, mientras arriba mataban al joven de 28 años de edad.

En el instante que uno de los hechores le cortaba el cuello a Jimy, otro le manifestó que se habían equivocado y que no era él el objetivo.

Según las investigaciones preliminares, los asesinos buscaban a dos hombres, y al encontrar solo a uno se dieron cuenta que no era esa la casa que buscaban. Jimy Alberto había muerto por la letal herida de arma blanca.

El occiso y su familia tenían ocho meses de vivir en la zona y antes residió en la colonia 21 de Febrero.

Era el propietario de un vivero en la zona de El Zamorano. Su familia contó que él no tenía enemistades, que hace cuatro meses había sufrido un accidente en su motocicleta, por lo que estuvo convaleciente todo ese tiempo reposando en su casa.

ar motoVIVERO1 090819(800x600)
LUTO. El cuerpo fue retirado ayer de la morgue en medio del dolor de sus parientes, entre ellos su madre y su esposa.