Más noticias

Declaran culpable a mujer por matar a su esposo en San Pedro Sula

Erika Yanina Montoya asesinó a José Daniel Vásquez el 14 de enero del 2018 en la colonia Montefresco.

Fotografía en vida de José Daniel Vásquez Ochoa, quien murió a manos de su esposa en 2018.
Fotografía en vida de José Daniel Vásquez Ochoa, quien murió a manos de su esposa en 2018. /

San Pedro Sula, Cortés.

Erika Yanina Montoya fue declarada culpable este jueves por el delito de parricidio en contra de su esposo José Daniel Vásquez Ochoa, hecho ocurrido el 14 de enero del 2018 en la colonia Montefresco.

El fallo se dio a conocer en la sala cuarta del Tribunal de Sentencia de los juzgados sampedranos. La resolución fue leída con la ausencia de la acusada, quien estuvo representada por dos defensores privados.

Código Penal
En su artículo 118 establece una sentencia abstracta de 30 a 40 añs de reclusión, más las penas accesorias de inhabilitación absoluta e interdicción civil.

La lectura del fallo estaba inicialmente programada para el martes 6 de este mes, pero fue pospuesta por falta de fluido eléctrico. En tanto, la audiencia de individualización de la pena fue programada para el próximo 28 de agosto a las 9:00 am.

ve.6823(1024x768)
Momento en que Erika Yanina Montoya fue presentada por la Dirección Policia de Investigaciones (DPI).

Desde la etapa de debate, los fiscales pidieron la pena máxima de 40 años de cárcel o una mínima de 30 años, pues arguyen que la imputada mató a su cónyuge con premeditación, movida por los celos y la ira. La defensa, en tanto, en sus conclusiones había solicitado la absolución de su clienta, con el argumento de que ésta actuó por miedo en legítima defensa y porque supuestamente era víctima de violencia de parte de su pareja fenecida.

-Los hechos-

Este ilícito penal ocurrió la tarde del domingo 14 de enero de 2018 en un apartamento de la colonia Montefresco en San Pedro Sula.

De acuerdo con la Fiscalía, la muerte de Vásquez Ochoa se produjo a eso de las 3:00 pm, cuando éste llegó con una mujer a su apartamento en donde lo esperaba su excónyuge.

Previamente, a las 8:30 am. de ese mismo día, la acusada y las dos hijas de ambos, ingresaron al inmueble en donde hubo una discusión con agresiones físicas. Por ese hecho el ahora occiso interpuso una denuncia por supuestos actos de violencia doméstica en la Primera Estación Policial.

Posteriormente a eso de las 2:30 pm, el hombre regresó a su apartamento donde lo esperaba la acusada, quien de inmediato le infirió cuatro balazos: uno en el tórax, otro en el brazo izquierdo y dos más en la espalda.

Tras disparar contra su excónyuge y padre de sus dos hijas, la ahora acusada se fue a entregar a la Primera Estación de Policía.