Más noticias

Gas lanzado por policías causa pánico en escuela y en la UPNFM

Alumnos y maestros tuvieron que salir de sus aulas de clases.

Escenas de pánico experimentaron decenas de niños y docentes del CIEE y la UPNFM por el lanzamiento de bombas lacrimógenas. Algunas versiones indican que manifestantes lanzaron piedras a los uniformados, mientras otros aseguran que esa fue la respuesta a los agentes.

Tegucigalpa, Honduras.

Los miembros de la Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación realizaron ayer movilizaciones en la capital.

Y universitarios, en apoyo a la Plataforma, y agentes policiales protagonizaron enfrentamientos en los que el gas lacrimógeno utilizado para dispersar a los protestantes terminó afectando a los estudiantes y docentes de un centro educativo público.

En el bulevar Fuerzas Armadas, a la altura de la Universidad Nacional Pedagógica de Honduras Francisco Morazán (UPNFM), los universitarios colocaron árboles, piedras y llantas para bloquear el paso de los vehículos. Más tarde, fueron dispersados por los agentes policiales que utilizaron bombas lacrimógenas.

La situación se salió de control cuando los alumnos y personal del Centro de Investigación e Innovación Educativa (CIIE) de la UPN fueron afectados por el gas. Entre gritos, llanto y desesperación de los menores de edad, los docentes pidieron a los niños abandonar de inmediato las instalaciones del centro educativo y abordar los buses. Videos que circulan en redes sociales muestran a los alumnos y al personal del colegio corriendo por los pasillos, huyendo del gas que había sido lanzado por los uniformados desde el bulevar Fuerzas Armadas.

jf-escuela1-130719(800x600)
Los menores de edad fueron atendidos para atenuar los efectos del gas

En otros puntos de la capital, maestros detuvieron el tránsito de vehículos en la carretera que conduce al oriente del territorio nacional. Una hora después, agentes policiales se hicieron presentes y desalojaron a los manifestantes para habilitar el acceso vehicular. A la altura del Instituto Técnico Honduras, en la Colonia Kennedy, se aglomeraron los manifestantes, que tenían una ruta trazada para llegar a la UPNFM. Al pasar de las horas, la marcha se tornó violenta y hubo altercados entre los manifestantes y los agentes de la Policía Nacional.

La UPNFM emitió por la tarde un comunicado en el que condenó que por segunda ocasión se lancen bombas lacrimógenas dentro del campus central y que la misma situación ocurriera en el CIIE, causando cuadros de angustia y pánico entre docentes y estudiantado de ambas instituciones. Ante esa situación las autoridades universitarias exigieron que este tipo de hechos no se vuelva a repetir en sus instalaciones e hicieron un enérgico llamado a la Policía y organismos de derechos humanos para garantizar el orden y la paz en esta institución.