Más noticias

Menores hondureños denuncian abusos de agentes migratorios en EEUU

Una adolescente describió tocamientos inapropiados de un agente de la Patrulla Fronteriza en un centro de detención.

El Departamento de Seguridad Interior de EEUU investiga las denuncias de abusos contra inmigrantes en centros de detención.
El Departamento de Seguridad Interior de EEUU investiga las denuncias de abusos contra inmigrantes en centros de detención.

Texas, Estados Unidos.

Una nueva investigación revela una serie de abusos cometidos por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP) contra menores inmigrantes en un centro de detención en Arizona.

Según un reportaje de la cadena NBC, dos menores de origen hondureño se encuentran entre las víctimas de los abusos en estas instalaciones, sumamente criticadas por legisladores demócratas que han denunciado las condiciones 'inhumanas' en las que están detenidos miles de inmigrantes en la frontera sur de EEUU.

Una adolescente hondureña de 15 años relató a NBC que un funcionario del centro donde permanecía retenida en la ciudad de Yuma tocó sus senos y metió sus manos por debajo de la ropa interior, mientras se burlaba con sus compañeros durante el procedimiento "de rutina".

La menor, que describió al agente como un hombre "grande y barbudo", afirmó sentirse avergonzada en el momento que el oficial hablaba con sus compañeros en inglés y se reía, según el informe divulgado por la cadena estadounidense.

Otro joven hondureño de 17 años de edad afirmó que los agentes se referían en tono ofensivo a los migrantes y que en varias ocasiones lo insultaron directamente.

"Me decían p*** cuando me daban órdenes", dijo el menor a los investigadores.

Vea: Militares mexicanos detienen a migrantes hondureños en Cancún

En las últimas semanas, una serie de investigaciones han revelado el 'trato inhumano' al que son sometidos los migrantes en la frontera, hacinados en los centros de detención sin condiciones de higienes.

Legisladores demócratas que también visitaron las instalaciones informaron sobre una aglomeración masiva en celdas, sin agua corriente, donde ni niños ni adultos tenían acceso a medicamentos, y no se duchaban por hasta dos semanas.

En un tuit, Trump había dicho que "si los inmigrantes ilegales no están contentos con las condiciones en los centros de detención construidos o reacondicionados rápidamente, díganles que no vengan. ¡Problema resuelto!".