Más noticias

EEUU se prepara para deportar a un millón de indocumentados

Trump advierte que las redadas contra inmigrantes ilegales comenzarán “en breve”.Al menos diez ciudades santuarios están en la mira de las autoridades migratorias.

Redadas. Donald Trump anunció que los operativos de migración se iniciarían esta semana. ICE.
Redadas. Donald Trump anunció que los operativos de migración se iniciarían esta semana. ICE.

WASHINGTON.

El Gobierno de Donald Trump advirtió que las autoridades migratorias planean operativos masivos para detener y expulsar del país a al menos un millón de inmigrantes indocumentados que ya han recibido una orden de deportación, informaron ayer medios locales.

Ken Cuccinelli, director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis), indicó que las masivas redadas anunciadas por Donald Trump para esta semana apuntarán también contra los indocumentados que recién llegaron a Estados Unidos, esto para desalentar la migración de familias centroamericanas que llegan en gran número a la frontera sur del país.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) está obligado a ir y detener a al menos un millón de indocumentados que tienen una orden final de deportación”, afirmó Cuccinelli a la cadena CBS.

La claves
Luego de que las detenciones de migrantes en la frontera sur alcanzaron las 144,000 en mayo, el número más alto en 13 años, Trump anunció que el ICE iniciaría un proceso para deportar a “millones” de indocumentados.

El magnate firmó luego un acuerdo con México, en el que el Gobierno de López Obrador se comprometió a impedir el paso de los migrantes centroamericanos hacia EEUU a cambio de que Trump no impusiera aranceles a las exportaciones mexicanas.
Trump ha convertido la lucha contra la inmigración clandestina en uno de los temas principales de su presidencia y de las promesas en su campaña por la reelección en 2020.

Los agentes migratorios están listos para ejecutar los operativos en los próximos días. Los lugares y a quienes están buscando es una información que solamente el ICE maneja”, agregó.

El mandatario estadounidense advirtió el viernes pasado que las redadas masivas que pospuso hace dos semanas a petición del Congreso, a cambio de que hicieran reformas al sistema de asilo, se iniciarían después de las celebraciones del 4 de julio.

Según funcionarios de Uscis, las operaciones de ICE también conlleverán cientos de “arrestos colaterales”, es decir, inmigrantes indocumentados que no son blanco directo de los agentes también serán detenidos.

El anuncio del Presidente ha causado temor en la comunidad inmigrante en EEUU.

En Avondale, una ciudad de casi 86,000 habitantes en Arizona, los inmigrantes evitan salir a las calles por temor a ser capturados por “la Migra”.

Emergencia en frontera.Trump declaró el estado de emergencia por la crisis migratoria en la frontera sur, exigiendo al Congreso $4,000 millones para el muro.

Aquí ya empezaron con las redadas, son varios vecinos los que se han llevado, los esperan en la esquina y nada más salen a trabajar, los paran para deportarlos, aquí no se abren las puertas y se vive con miedo”, afirmó la inmigrante mexicana Lorena Molina.

Según el Washington Post, el ICE ejecutará las redadas masivas en las ciudades de Nueva York, Miami, Houston, Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago, Atlanta, Baltimore y Denver .

La autoridades de estas metrópolis, la mayoría de estas declaradas santuarios para migrantes, advirtieron que no cooperarían con los planes del Presidente y protegerían a los inmigrantes del ICE.

Autoridades y grupos de derechos civiles de esas urbes, desde Nueva York a San Francisco, advirtieron a los indocumentados que tienen derechos.

Las municipalidades de estas ciudades iniciaron campañas con abogados y activistas para educar a los inmigrantes sobre sus derechos, a la vez que les solicitaron organizar sus documentos y prever quién se quedará con la custodia de los hijos en caso de detención.

Trump anuncia que abrirá centros de detención a la prensa

cias de los demócratas sobre las ‘peligrosas’ condiciones de hacinamiento en las que se encuentran recluidos cientos de inmigrantes en el sur de EEUU, el presidente Donald Trump afirmó que es un engaño de la oposición, y anunció que abrirá las puertas a los medios. “Empezaré a mostrar algunos de estos centros de detención a la prensa. Dejaremos a algunos periodistas que ingresen”, afirmó el magnate.

“La Patrulla Fronteriza ha hecho un gran trabajo”, indicó Trump. En la misma línea, Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional, desmintió las denuncias de los congresistas demócratas que aseguran que en estos centros de detención no hay medidas de higiene y escasean el agua y la comida. La semana pasada, Trump dijo que “si los ilegales no están contentos con las condiciones en los centros de detención, díganles que no vengan. ¡Problema resuelto!”