Más noticias

Invasión del sargazo en el Caribe y sus consecuencias

Más que dañar la imagen turística, la presencia de la alga marina en la costa impacta en el ambiente y la salud.

Playa Punta Sur afectada por sargazo, pese a haber sido limpiada tres días antes de la fotografía. Fotos Fátima Romero Murillo
Playa Punta Sur afectada por sargazo, pese a haber sido limpiada tres días antes de la fotografía. Fotos Fátima Romero Murillo

Cozumel, México.

Por sus particularidades biológicas y físicas de apariencia tenebrosa, el mar de los sargazos está inmortalizado en las páginas de Julio Verne, William Hope Hodgson, Horacio Quiroga y un sinfín de escritores fascinados por el misterio detrás de las algas pardas marinas.

La ficción y las aventuras verídicas que relataban la dificultad de navegarlo contribuyó a que por siglos el banco de algas fuera sinónimo de incertidumbre.

LEA: Basura en las playas y desarrollo del turismo, temas en reunión de alcaldes

El olor a huevo podrido y amoniaco que despiden al descomponerse y la oscuridad bajo las islas flotantes aterraron a H.P. Lovecraft cuando alimentaba su imaginación con la mítica pluma del inglés Hodgson.

995 Kilómetros de costa
El sargazo afecta 995 kilómetros de la costa caribeña de México, en especial, destinos turísticos de Quintana Roo.
fr-sargazo-070719 (6)(800x600)
El biólogo Rodrigo Navarro expone a periodistas mexicanos sobre contaminación y sargazo en el Caribe.

En la última década, un nuevo mar de sargazos emerge en el Atlántico, lejos del mar central que ha sido movido por las corrientes marinas, desplazadas desde África hasta el Caribe.

El sargazo ha sido un ecosistema marino en el Atlántico y hábitat de miles de especies que dependen de las algas para sostener su existencia. En la costa, debido a su presencia masiva, los efectos son nocivos.

“La afluencia masiva afecta a todo el Caribe. En el año 2011 fue en Barbados; en 2014 en Jamaica y San Andrés de Isla; en 2015 en Cancún; en 2017 en Morelos y en 2018 en Bonaire”, contó el biólogo mexicano Rodrigo Navarro, director de la iniciativa Comunicar para Conservar y la organización Sociedad para los Océanos Futuros Jean-Michel Cousteau.

fr-sargazo1-070719 (800x600)
La periodista Laurence Cuvillier fotografió una botella de Jamaica que llegó hasta Punta Sur, Cozumel.

El especialista fue parte de los organizadores del Taller Internacional de Arrecifes en Cozumel, Quintana Roo, que lideró la Red de Periodismo por la Tierra (EJN, por sus siglas en inglés), la Red Mexicana de Periodistas Ambientales (Rempa) y Healthy Reefs for Healthy People.

En el encuentro participaron investigadores de distintas organizaciones y reporteros de México, Guatemala y Honduras, entre ellos de Diario LA PRENSA.

“El sargazo impacta sobre las costas en acumulación masiva en la playa, con algunos animales muertos, el ácido sulfhídrico, que desprende mal olor y riesgo para la salud humana, interfiere con la anidación y eclosión de tortugas, y mortalidad de los pastos marinos cercanos a las costas”, añadió Navarro.

fr-Sargazo0-070719(800x600)
El periodista Fabián Carvallo encontró una lata de frituras en la playa.

Cuatro años después de su llegada a México, el sargazo alcanza proporciones de gran magnitud. En 2015 fueron menos de 200 mil toneladas en las costas de Quintana Roo. En 2018, la cifra superó las 520 mil toneladas. Para 2019, autoridades prevén que sea más de un millón y medio de toneladas.

fr-sargazo-070719 (4)(800x600)
En un recorrido durante el taller, los reporteros y biólogos constataron presencia de botellas plásticas de Colombia, envases de vidrios y hasta un desodorante de Cuba.

Efectos.

México y doce países de América Central acordaron integrar esfuerzos para combatir el arribo del sargazo a sus costas tras celebrar un Encuentro de Alto Nivel en Cancún.

LC sargazo 070719(1024x768)

Según los investigadores estadounidenses James Franks y Donald Johnson, de la Universidad del Sur de Mississippi, el problema del sargazo se debe a falta de información, desconocimiento del fenómeno y mitos y vacíos que dificultan la atención del mismo.

Johnson, en reacciones recopiladas por Agencia Efe, sostuvo que hay muchas preguntas sin resolver e incluso frustración entre la comunidad científica ante la magnitud del problema en la región del Caribe; "es una gran mancha que crece exponencialmente, con un patrón cíclico que se repite cada dos años, con mayor intensidad".

Franks detalló que el sargazo que afecta la región proviene de África y no de Brasil, como se pensó inicialmente, y aunque las corrientes marinas provocan concentraciones mayores en el Caribe, igual afecta a continentes como Europa y Asia.

“Hay características del sargazo que son un verdadero misterio para la ciencia, es un organismo asexuado que con solo dividirse le permite formar una nueva y enorme masa que tiene la capacidad de duplicar su tamaño en unos cuantos días”, indicó.

De la incertidumbre a raíz de la crisis, han surgido acciones de parte de empresas mexicanas que emplean sargazo como material para fabricar casas, suelas de zapato y cuadernos.