Más noticias

La Mosquitia: solo el 5% de la población tiene empleo, el resto vive del mar

Miles de misquitos tienen que salir de su tierra y explorar el fondo del mar para sobrevivir.

VER MÁS FOTOS
Recorrido turistico por La Mosquitia

Puerto Lempira.

El llanto ha interrumpido el eco de las olas del mar Caribe en La Mosquitia. Región verde, inhóspita y abandonada que hoy sufre como una madre al ver que sus hijos son tragados por ese océano infinito, que por desgracia es la única oportunidad visible que tienen para sobrevivir y salir adelante.

El atracadero de Puerto Lempira y la Base Naval de Caratasca se han convertido desde la noche del miércoles en escenarios de dolor, angustia e incertidumbre para los familiares de los 27 pescadores ahogados, que zarparon en el Capitán Wally, desesperados por ganar algo para el sustento de sus familias, pero la muerte los sorprendió en alta mar.

FOTOS: desgarradoras escenas de misquitos recibiendo a sus muertos

Los que lograron sobrevivir han vuelto a tierra firme dando gracias a Dios entre lágrimas por la terrible odisea frente a sus ojos. La Mosquitia por dentro no ofrece nada a sus hijos, es por eso que tienen que aventurarse al mar. “Aquí solo el 5% de la población tiene un empleo por el Gobierno, el resto busca cómo sobrevivir en el mar”, expresó John Ariza, un líder misquito.

Dato
El abandono estatal es evidente, este extenso departamento no tiene vías pavimentadas

zc-localizacionMosquitia-060(800x600)

El mar, los ríos y lagunas son las vías que comunican a gran parte de este territorio, que pareciera ser otro país, los aviones y barcos son la única forma para salir. “Aquí cuando a uno le preguntan para dónde va, y uno contesta que para Tegucigalpa, le dicen ‘vas para Honduras’”, comentó Douglas Espinal, un sargento capitalino asignado al Cuerpo de Bomberos de Puerto Lempira, y que con su relato, magnifica la percepción de los misquitos de sentirse abandonados por el Estado hondureño.

La única carretera que existe es la que comunica la cabecera departamental, Puerto Lempira, con la zona del Mocorón, hacia la frontera con Nicaragua. Solo una parte de 84 kilómetros de terracería son para sus habitantes como tener una autopista. Aquí el transporte de pasajeros lo cumplen los carros pick up con tracción en las cuatro ruedas; solo existe un autobús, que es para servicios contratado.

zc-comoesMosquitia2-060719(800x600)
Gracias a Dios es la región más olvidada de Honduras.

Otro tramo de pavimento solo se conoce en la calle principal de Puerto Lempira que supera el kilómetro. La energía eléctrica la ofrecen dos empresas, una opera las 24 horas y la otra da su servicio por sectores por horas programadas.

Más del 60% de la población de Gracias a Dios pertenece a la etnia misquita, que es la dueña de todas las costas, lagunas y ríos.

La Mosquitia es conocida por su biosfera del Río Plátano, declarada Patrimonio Mundial de Humanidad, un territorio verde e inexplorable, que había sido dominado por narcotraficantes.

zc-comoesmosquitia5-060719(800x600)
Puerto Lempira es el mayor asentamiento urbano en esta región. La vida de sus habitantes transcurre entre ríos.