Más noticias

Desgarrador adiós a fallecidos en naufragio

Ayer sepultaron en Puerto Lempira a las víctimas del hundimiento de la embarcación Capitán Waly.

VER MÁS FOTOS
Los familiares colocan el ataúd con los restos de una de las víctimas de un accidente de barco en una tumba en la aldea Prumitara, cerca de Puerto Lempira, Honduras, el 5 de julio de 2019. Foto de ORLANDO SIERRA / AFP

Puerto Lempira.

Aún incrédulos y devastados por la tragedia marítima en la que fallecieron sus seres queridos, varias familias hondureñas de Puerto Lempira enterraron y dieron un desgarrador adiós ayer a sus parientes que murieron ahogados tras el naufragio de una embarcación en el mar Caribe el miércoles pasado.

El entierro de los cuerpos comenzó desde la madrugada de ayer, luego de que las autoridades hondureñas, tras que los médicos forenses realizaran la identificación de los muertos, entregaran los cadáveres de las 27 víctimas a sus familiares.

El impacto de la tragedia mantiene enlutado a Puerto Lempira, cabecera del departamento de Gracias a Dios.

LEA: Llegan a la Base Naval los 49 pescadores rescatados de Miss Francely

zc-mosquitia25-060719(800x600)
Familias misquitas devastadas tras la tragedia en alta mar.
------------------------------------------------------------------
1 Julio - 2019
Salida.
El lunes anterior salió de Puerto Lempira la embarcación Capitán Waly con 56 pasajeros. Ya en el mar, 32 cayuqueros se subieron, elevando a 88 el número de tripulantes. Completaron su pesca de langosta al día siguiente, el martes 2 de julio.
------------------------------------------------------------------
3 Julio - 2019
Infortunio.
Alrededor de las 2:00 am, la embarcación, sobrecargada con 88 personas y 200 libras de langosta, cedió y se dio vuelta en alta mar. Un total de 27 se ahogaron, mientras que 55 fueron rescatados y seis siguen desaparecidos.
------------------------------------------------------------------

“Todo este pueblo está con este dolor”, manifestó Ruiz Emanuel Antonio Maden (33 años), tras enterrar a su primo Malbe Baca Maspin en Prumitara, una comunidad de covachas de madera y zinc que no tienen electricidad ni agua potable, y que se encuentra a la orilla de la laguna de Caratasca, en el departamento de Gracias a Dios.

Por su parte, un joven que se identificó como Antonio relató que tuvieron que sepultar pronto a las víctimas tras recibir sus cadáveres.

“En la madrugada enterramos a mi tío, Frank Samuel Maden”, lamentó. Sobre los riesgos que corren los misquitos por sus prácticas riesgosas de pesca, el joven explicó que “aquí el único trabajo que hay es en el mar”.

FOTOS: Desgarradoras escenas de misquitos recibiendo a sus muertos

zc-mosquitia10-060719(800x600)
Las familias de las 27 personas que murieron después de que se hundió un barco pesquero hondureño recibieron los cuerpos de sus familiares.
400
misquitos han muerto por su manera riesgosa de pescar, según la Asociación de Misquitos Hondureños de Buzos Lisiados.

Volverán al mar.

Los fallecidos, entre los que hay 26 hondureños y un nicaragüense, se ahogaron luego de que la embarcación Capitán Waly se hundió por la sobrecarga de pasajeros, ya que a pesar de tener una capacidad máxima de 56 personas, llevaba a 88, según el informe de la comisión de investigación de la Dirección General de Marina Mercante.

Seis hombres que iban a bordo aún están desaparecidos y la Fuerza Naval los continuaba buscando hasta ayer.

Mientras que los 55 sobrevivientes que fueron rescatados por las autoridades tras el naufragio en el mar Caribe ya están reunidos con sus parientes en Puerto Lempira y su condición de salud es estable.

A pesar de la traumática experiencia, varios de los sobrevivientes han respondido sin titubear que lo antes posible volverán al mar, ya que ante la falta de oportunidades de empleo en la zona, es la única forma que tienen para llevar sustento y no quieren que pase la temporada de pesca y quedar con las manos vacías.

zc-mosquitia17-060719(800x600)
El naufragio del barco Capitán Waly en el que murieron al menos 27 personas marcó para siempre a los habitantes de Puerto Lempira. Ayer, las familias devastadas dieron sepultura a sus parientes que se ahogaron el miércoles pasado.
200
libras de langosta
fue lo que pescaron los tripulantes del barco Capitán Waly. Esto agregó más sobrepeso al barco.

Investigación.

Ayer la Marina Mercante confirmó que la sobrecarga de pasajeros fue la principal causa del naufragio que ocurrió a unas 80 millas náuticas al noroeste de Puerto Lempira, en la cercanía de Cayo Gorda.

Según el reporte, la embarcación salió el lunes anterior con 56 pasajeros, pero ya en el mar los cayuqueros abordaron el barco para ir a los bancos de pesca.

Los relatos de los sobrevivientes coinciden en que había un buen clima y el mar estaba calmado, pero a las 2:00 am del miércoles recién pasado, la embarcación se dio vuelta.

Los que lograron salvarse, tuvieron que mantenerse a flote desde la madrugada hasta la mañana, cuando fueron rescatados en alta mar por las autoridades hondureñas, que los subieron a la embarcación .

El miércoles, los miembros de la Fuerza Naval además recuperaron los cadáveres de las víctimas y el jueves los llevaron a la Base Naval ubicada en la barra de Caratasca.

Ahí, los fallecidos fueron puestos en ataúdes y llevados a Puerto Lempira y tras los exámenes forenses fueron entregados a los familiares, que ayer les dieron sepultura.

El presidente Juan Orlando Hernández ordenó una investigación de las causas del naufragio, cuya hipótesis principal es la sobrecarga.

“He girado instrucciones para que se realicen las instigaciones pertinentes para identificar las causas de esta tragedia”, indicó el gobernante. Gracias a Dios es el segundo departamento más extenso de Honduras.